Logo GENERALI
Logo GENERALI
24 - Ago - 2020

Debido a los cambios del cuerpo que se suceden conforme envejecemos, necesitamos diferentes vitaminas y nutrientes en cada etapa de nuestra vida. Cuando nos hacemos mayores, a menudo lo más importante es prevenir la osteoporosis y otras enfermedades comunes relacionadas con la edad. Aunque es mejor obtener las vitaminas en una dieta saludable y equilibrada, algunas personas mayores ven reducido su apetito, por lo que tienen problemas para encontrar los alimentos adecuados y posibles problemas a la hora de masticar y hacer la digestión.

En estos casos, los suplementos pueden ser de gran ayuda para obtener dichas vitaminas, pero no te olvides de hablar siempre con tu médico para encontrar la mejor solución para ti y tu salud. También es importante comprobar que los suplementos no interfieren con otros posibles medicamentos que tengas que tomar.

 

Vitaminas diarias para las personas mayores

 

Aquí tienes algunas de las vitaminas más comunes que las personas mayores deberían consumir a diario:

Vitamina D: es posible que algunas personas mayores no tomen suficiente el sol para producir las cantidades adecuadas de vitamina D, y esta deficiencia de vitaminas puede propiciar la osteoporosis. La vitamina D es importante para tener unos huesos fuertes, además de protegerte contra trastornos autoinmunes. La luz del sol es la mejor fuente de vitamina D, pero también puedes encontrarla en alimentos como el salmón, la yema de los huevos y las setas.

Vitamina B12: conforme envejecemos, nuestro cuerpo puede tener dificultades para absorber la vitamina B12, que ayuda a mantener sanas las células de los nervios y de la sangre. Por eso es importante obtener más de estas vitaminas. Se encuentran en alimentos como el hígado, las sardinas y los huevos.

Calcio: muy importante para las mujeres que ya han pasado la menopausia, puesto que ven reducida su capacidad para absorber calcio. Entre los alimentos ricos en calcio se encuentran los cereales enriquecidos, el queso, la leche y los yogures.

Ácido fólico: ayuda a producir glóbulos rojos. La falta de ácido fólico puede conllevar anemia y hacer que te sientas sin fuerza y apático. Se encuentra en verduras de hoja verde, lentejas y plátanos.

Probióticos: técnicamente no son vitaminas ni minerales, pero los probióticos ayudan a mantener la salud intestinal y el sistema inmunológico. Se encuentran en alimentos y bebidas fermentadas, como la sopa miso, el chucrut y el kimchi.

No importa en qué etapa de la vida estés: siempre puedes salvaguardar tu salud con una póliza de seguro.

¿Buscas ser siempre joven? Aprende más sobre cuidados de salud y consejos Más que Seguros de bienestar para vivir el mayor tiempo posible gracias a nuestras recomendaciones especializadas:

Aficiones geniales para una jubilación repleta de diversión

Jubílate por todo lo alto

¿Vas por buen camino con tu plan de jubilación?

Cómo redactar un testamento

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp