Logo GENERALI
Logo GENERALI
24 - Jul - 2019

Viajar no es solo para los jóvenes. Ya sea porque tienes mucho tiempo libre después de la jubilación o porque quieres tacharlo de tu lista de cosas por hacer, la tercera edad es un momento estupendo para explorar el mundo. Aunque seguro que muchos consejos de viaje se aplican a todo el mundo, hay algunas situaciones en las que las personas mayores podrían necesitar consejos más específicos, sobre todo cuando se trata de planificar con antelación. Desde asegurarse de tener toda la medicación necesaria hasta encontrar un destino apto para personas con movilidad reducida: aquí están nuestros principales consejos Más que Seguros para un viaje seguro para las personas de la tercera edad.

 

Cúrate en salud

 

Antes de reservar tu viaje, hazte una revisión médica y coméntale a tu médico el viaje que quieres hacer. Podrá analizar tu estado de salud, vacunarte si fuera necesario y asegurarse de que puedas viajar sin problema. Si tomas algún tipo de medicación, comprueba si es legal en el país al que viajas y, si no, busca alternativas con tu médico. Una vez que hayáis determinado las recetas y los medicamentos necesarios, asegúrate de tener suficiente para todo el viaje. No es recomendable quedarse sin medicamentos, sobre todo si dichos medicamentos no se pueden encontrar en el país de destino. Recuerda llevar contigo una nota del médico para validar la receta, por si hubiera algún problema en la aduana. Guarda el medicamento en su envase original; de lo contrario, podría despertar sospechas. Invierte tiempo en leer adónde ir si enfermas en tus vacaciones y toma nota de la línea directa para emergencias de tu seguro médico. Y por último, si viajas por Europa recuerda solicitar la tarjeta sanitaria europea.

 

Investiga tu destino con antelación

 

Cuando viajes, puede haber grandes diferencias en tu experiencia, así que intenta evitar las temporadas altas, ya que las multitudes pueden ser abrumadoras. En temporada alta, puede ser muy difícil encontrar una mesa para comer o cenar en los restaurantes de los lugares turísticos, lo que supone un problema si lo que necesitas es descansar. Evalúa de forma realista la movilidad y las opciones de transporte disponibles en tu destino: ¿puedes caminar largas distancias o necesitas transporte público o taxis? ¿Te suponen un problema los lugares montañosos y necesitas un lugar llano?

Revisa tu cobertura telefónica para comprobar que tendrás señal y que podrás mantener a tus seres queridos informados sobre tu ubicación. Avisa también a tu banco o compañía de tarjeta de crédito para que no bloqueen la tarjeta cuando se realicen cargos en el extranjero. Además, es recomendable ponerse en contacto con el hotel o el arrendador antes de reservar para comprobar que es seguro y accesible y que cuenta con cerraduras sólidas y una ubicación segura y está bien iluminado, y no tiene demasiadas escaleras o un ascensor si la movilidad es un problema.

 

Haz que viajar sea más fácil

 

Viajar puede tener un efecto negativo en tu cuerpo, especialmente cuando se trata de trayectos largos en avión. Levántate y muévete por el avión cuando la señal del cinturón de seguridad esté apagada para evitar la formación de coágulos y usa medias de compresión para reducir el riesgo. Al hacer la maleta, intenta no cargarla demasiado para no tener que luchar con ella en los tramos estrechos de las escaleras. ¡Llévate lo que de verdad necesites! Mira el tiempo por adelantado y lleva ropa ligera para temperaturas altas, así como una botella de agua reutilizable para mantenerte bien hidratado. Según el destino, a veces es mejor evitar el agua del grifo y el hielo, así que infórmate sobre la situación con antelación.

 

En caso de emergencia

 

Aunque todos vamos buscando unas vacaciones tranquilas, es importante estar preparado en caso de emergencia. Antes de irte, busca y anota los números de teléfono de los servicios de emergencia necesarios en el lugar al que viajas, así como la dirección y los datos de contacto del consulado de tu país. Duplica tus documentos de viaje importantes, como la confirmación de la reserva y los pasaportes escaneados, y guárdalos en la nube para casos de pérdida o robo. No olvides incluir cualquier documentación de recetas médicas, por si surgen dudas en la aduana. Si tienes una emergencia o pierdes algo importante como el pasaporte, tu seguro puede ayudarte a resolver la situación, así que no te olvides de contratar un seguro de viaje con cobertura de asistencia sanitaria en el extranjero. Por último, informa a tus familiares siempre de tu itinerario de viaje, direcciones y cualquier información de contacto del hotel, para que sepan dónde estás si hay algún problema.

 

Sácale el máximo partido a la comodidad en viajes largos y aprende trucos increíbles para hacer la maleta gracias a nuestra amplia selección de consejos Más que Seguros sobre viajes:

QUÉ HACER SI LA AEROLÍNEA PIERDE TU EQUIPAJE

TECNOLOGÍA QUE PROTEGE TU EQUIPAJE

DI ADIÓS A LOS CARGOS POR EQUIPAJE FACTURADO

CONSEJOS PARA PERDER EL MIEDO A VOLAR

¿Viajas al extranjero? Descubre cómo manteneros cubiertos en caso de emergencia, desde pérdida de equipajes en el aeropuerto hasta emergencias médicas, con nuestros seguros de viaje.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp