Logo GENERALI
Logo GENERALI
16 - Oct - 2019

Sacar el máximo provecho al ejercicio implica tratar a tu cuerpo como a un templo, proporcionándole el combustible adecuado para mantenerte fuerte, en forma y saludable. Comer bien antes de una carrera minimiza el cansancio, para que puedas darlo todo, y volver a comer tras el ejercicio ayuda a que tus músculos se reparen, lo que te protegerá de lesiones.

La preparación es clave para sacar el máximo partido a tus carreras. Antes de salir a correr, elige alimentos ricos en carbohidratos, proteínas y fibra, ya que son fáciles de digerir y liberan un flujo constante de energía que te mantendrá activo durante más tiempo. Entre los más recomendados están la avena, los batidos de frutas y los productos integrales, como las tostadas integrales. Los alimentos que contiene potasio, como los plátanos, son muy beneficiosos para los corredores, ya que el potasio ayuda a regular la tensión.

Después de correr, es importante comer alimentos que contribuyan a recuperar el desgaste del músculo. Los carbohidratos integrales, como la pasta y el arroz integral proporcionan energía, crean músculo y mejoran la resistencia y el rendimiento. Combínalo con alimentos ricos en proteína como huevos, pollo y frutos secos, así como con muchas verduras y frutas, ya que están llenas de minerales y vitaminas que mejoran el sistema inmunitario y te ayudarán a combatir los molestos resfriados para que puedas correr todo el año.

Desde bienestar mental hasta snacks durante el día, tenemos el último contenido en trucos saludables para transformar tu vida diaria:

Consejos para correr durante todo el año

Nuestros mejores consejos para empezar a correr con tu perro

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp