Logo GENERALI
Logo GENERALI
19 - Jun - 2018

Internet puede ser una herramienta fantástica para ayudar a tus hijos a aprender y jugar, pero no está exento de riesgos. Por suerte, puedes tomar muchos tipos de precauciones para mantener los peligros de Internet alejados del hogar familiar. A continuación, te mostramos cómo proteger a tus hijos mientras navegan por Internet.

 

 

Aborda el ciberacoso 

 

La mayoría de las redes sociales ofrecen una experiencia positiva y divertida pero, a veces, la experiencia puede ser desagradable. Entre las señales de un posible ciberacoso se incluyen:

  • Los cambios repentinos de humor después de pasar tiempo conectados a Internet
  • El miedo a cosas que antes no provocaban miedo (ir a la escuela, a recibir notificaciones en el móvil…)
  • El abandono de las actividades que normalmente disfrutan (actividades deportivas, eventos sociales…) 

Si sospechas que está pasando algo, habla con tu hijo sobre ello y escúchale. Registra todos los incidentes y denuncia a las personas en los sitios web que consulta, y avisa también al colegio. 

 

 

Identifica los peligros de conectar con desconocidos

 

Las redes sociales ofrecen a tus hijos una oportunidad maravillosa de conectar con otras personas. Pero ¿entienden los riesgos de comunicarse con extraños por Internet? Dile a tu hijo que borre o ignore cualquier petición de amistad de un perfil desconocido y que nunca proporcione información personal, como su nombre completo o su edad. Asegúrate de que entiende que nunca debe conocer en persona a desconocidos de Internet.

Además, es importante que no envíen fotografías suyas, de la casa o de vuestro entorno a desconocidos, así como que no informen a nadie de sus hábitos, fechas de vacaciones y desplazamientos (la casa se queda vacía, y pueden aprovechar para robar).

 

 

Protege su privacidad

 

Tus hijos viven cada vez más en un mundo virtual, pero no deberían dar demasiados detalles sobre sí mismos. Proporcionales información sobre contraseñas seguras (no vale “1234”) y recomienda que cierren sesión automáticamente en los dispositivos (o al menos que se aseguren de que no se quedan abiertos sin supervisión). Debéis entender cómo funcionan las configuraciones de privacidad en las redes sociales y aseguraos de que estén al máximo.  

 

 

Mantén la seguridad financiera

 

Los estafadores pueden suponer una gran amenaza para los usuarios vulnerables de Internet. Enseña a tus hijos que no deben abrir mensajes o enlaces desconocidos, ya que pueden contener virus “troyanos” que pueden robar tus datos personales. Los niños que navegan por Internet deben saber que no deben dar detalles financieros ni realizar compras en Internet sin el permiso de sus padres.

 

 

Refuerza el control parental

 

Hoy en día, es muy fácil tener acceso a una amplia variedad de sitios web, aplicaciones y contenido multimedia. Nuestros hijos pueden estar expuestos a contenido inapropiado y, como padres, nuestro deber es protegerlos. Conocer algunas de las mejores aplicaciones gratuitas para reforzar el control parental de forma efectiva es fundamental. Aplicaciones como Norton family, Qustodio, ESET Parental Control, Screen Time, Control parental “IOS” o Secure Kids te permitirán administrar el tiempo de uso del dispositivo o bloquear aplicaciones que no te parezcan adecuadas.

 

 

Establece límites

 

Por último, hay una manera de reducir los peligros a los que se enfrentan tus hijos al conectarse a Internet… ¡anímales a pasar más tiempo desconectados! Establece límites para el uso de Internet en casa (por ejemplo, no permitas el uso del teléfono mientras coméis) y requisa todos los dispositivos de su habitación a la hora de dormir. Como mínimo, mejorará sus hábitos de sueño.

Para obtener más información sobre cómo proteger a tus hijos de los peligros de Internet, consulta nuestro vídeo con más consejos Más que Seguros.

Haz que tu hogar sea un remanso de paz con nuestro contenido importantísimo sobre seguridad y protección en el hogar:

¡Cuidado con el cuchillo! Como evitar los accidentes más comunes en la cocina

Si, la limpieza general puede ser divertida

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp