Logo GENERALI
Logo GENERALI
9 - Sep - 2020

Mantener el intestino sano es muy importante para nuestra salud y bienestar general. Desde ayudar a tener un cerebro, corazón y sistema inmunitario sanos a mejorar el bienestar psicológico, equilibrar los niveles de hormonas e incluso hacer que la piel brille. La ciencia día a día demuestra el papel tan importante que la flora intestinal tiene en nuestro organismo. Pero, ¿qué son los probióticos? ¿Para qué sirven los alimentos probióticos naturales? Descubre cuáles son los mejores probióticos naturales y cómo mantener el intestino sano y mayor bienestar.

 

¿Qué son los probióticos?

 

Los probióticos son bacterias y hongos vivos pensados para ayudar a recuperar el equilibrio de la flora intestinal. Puedes incorporarlos a tus comidas o tomarlos en forma de suplementos. Los intestinos del ser humano contienen bacterias que nos ayudan a digerir la comida y liberar los nutrientes que el cuerpo puede usar. Pero, a veces, el equilibrio de la flora intestinal se rompe. Y es aquí donde los probióticos pueden ser de gran utilidad.

 

Alimentos probióticos naturales

 

Los suplementos de probióticos te pueden ayudar a tener unos intestinos sanos. Sin embargo, puedes realizar cambios en tu dieta para comenzar a consumir alimentos con probióticos naturales. Aquí tienes algunos alimentos probióticos naturales que te ayudarán a tener el intestino sano y un mayor bienestar.

  • Chucrut: plato de col fermentada que puedes disfrutar como guarnición de otros platos. Puedes comprar chucrut ya preparado o hacerlo tú mismo.
  • Yogur natural. Los yogures naturales son excelentes probióticos porque contienen bacterias saludables que ayudan a mantener el intestino sano. Evita los yogures con sabores, y en lugar de eso, añade miel y fruta fresca para darle sabor y así tener una fuente adicional de fibra, también esencial para los intestinos.
  • Miso o soja fermentada. Se trata de un alimento básico en la alimentación japonesa. Puedes comprarlo en bote en los supermercados y es muy versátil. También puedes añadirlo a la sopa o a los revueltos, o a carne o pescado. De hecho, hay un estudio que demuestra que los habitantes de Okinawa, un grupo de islas al sur de Japón, tienen una de las mayores esperanzas de vida del mundo, y dos tercios de su población llega a los 100 años. Se cree que esto se debe a la dieta saludable, baja en calorías y alta en hidratos que tienen.
  • Kimchi. Se trata de un plato coreano de verduras fermentadas, como col y zanahorias en una salsa ácida y picante. Es un complemento delicioso para la carne, el pescado y el arroz.
  • Encurtidos o pepinillos. Los pepinillos son alimentos probióticos naturales que incorporar a tus comidas, como platos de carne o pescado, en ensaladas y revueltos.
  • Kéfir. El kéfir es una bebida con leche fermentada, parecido a un yogur aguado, que cada vez es más popular. Puedes encontrarlo en los supermercados.
  • Kombucha. La kombucha es una bebida fermentada hecha con té dulce y un grupo de bacterias y hongos. Tiene un característico sabor amargo y puedes comprarlo en supermercados y tiendas de comida saludable.
  • Algunos quesos como el mozzarella, el cheddar, el Gouda y el queso fresco a veces contienen probióticos naturales. Comprueba la etiqueta para ver si los contienen o no.

 

Alimentos prebióticos

 

Además de los alimentos probióticos naturales, también hay alimentos conocidos como prebióticos. Los alimentos prebióticos tienen un alto contenido en fibra que alimenta las bacterias beneficiosas de tus intestinos. Entre ellos se incluyen el ajo, la cebolla, el nabo, las legumbres como habichuelas, garbanzos y lentejas, los frutos secos, el hinojo y cereales. Lo mejor es combinar fruta y verduras frescas con alimentos fermentados, como el yogur natural o los pepinillos, para asegurarte de que tienes unos intestinos sanos y equilibrados.

 

Signos de unos intestinos poco saludables

 

Hay muchos factores de los diferentes estilos de vida que pueden provocar problemas en los intestinos, como unos niveles de estrés altos, falta de sueño, comer alimentos azucarados y procesados y tomar antibióticos. Algunos de los síntomas más comunes son hinchazón o estreñimiento, ardor de estómago, cansancio constante, irritación de la piel, malestar de estómago, alteración del sueño y mayores ganas de tomar alimentos con azúcar.

¿Buscas ser siempre joven? Aprende más sobre cuidados de salud y consejos de bienestar para vivir el mayor tiempo posible gracias a nuestros consejos Más que Seguros:

Dieta saludable libre de picoteos

El desayuno: la comida imprescindible del día

Comidas rápidas para padres ocupados

Cómo preparar un desayuno saludable y a la última en casa

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp