Logo GENERALI
Logo GENERALI
16 - Ene - 2018

El invierno está aquí, y eso solo significa una cosa para los propietarios: la temida posibilidad de que las cosas vayan mal en la vivienda que alquilan. Desde calderas averiadas hasta luces defectuosas: el frío puede traer todo tipo de problemas que deberán solucionar los propietarios.

Pero hay muchas opciones para proteger tu vivienda durante el invierno, y todas pasan por un buen mantenimiento y una planificación previa. Esto es lo que debes saber.

 

Trabajar del exterior hacia el interior

 

Lo primero es lo primero: examina bien el exterior de la vivienda. ¿Están los canalones limpios? ¿Necesitan algún tipo de reparación? ¿Hay alguna teja rota? Si hay algún problema, solo empeorará con el frío, así que saca tiempo para arreglarlos ahora. Todos los senderos, los caminos y las entradas tienen que estar despejados y bien iluminados, así que puede que valga la pena invertir en algunas luces de exterior si aún no lo has hecho; esto creará un ambiente agradable y dará más seguridad a tus inquilinos.

 

Mantener el calor

 

Quieres que tus inquilinos tengan una casa seca y acogedora, así que hay algunos aspectos esenciales que debes comprobar para asegurarte de no recibir llamadas continuas de un inquilino congelado. ¿La caldera funciona correctamente? Es importante programar una revisión anual de la instalación para tener la tranquilidad de que todo está bien. También debes tener en cuenta que de vez en cuando hay que purgar los radiadores.

Otro punto clave es el aislamiento: el doble acristalamiento, los burletes en ventanas y puertas para que no se cuele el frío, el aislamiento para paredes huecas y las cortinas pueden ayudar a mantener el calor en el interior de manera eficiente.

La humedad puede ser un grave problema en invierno, pero un deshumidificador mantendrá la propiedad lo bastante seca; asimismo, los extractores automáticos en el baño y la cocina pueden atrapar el vapor sin necesidad de que los inquilinos abran las ventanas.

 

Ayudar a los inquilinos a ayudarse a sí mismos

¿Qué necesitan saber los inquilinos para mantener la propiedad en buen estado de funcionamiento? Deja instrucciones claras sobre cómo mantener la calefacción encendida a baja temperatura para que las tuberías no se congelen, sobre todo si se marchan en Navidades o si estarán fuera un período de tiempo más largo.

Asegúrate de que saben dónde está la llave de paso, por si hay una fuga y tienen que cortar el suministro de agua. Lo mismo ocurre con el sistema eléctrico: los inquilinos deben saber dónde está el interruptor general en el peor de los casos.

Por último, facilita un número de teléfono activo al que tus inquilinos puedan llamarte en cualquier momento; esto podría marcar la diferencia en caso de emergencia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp