Logo GENERALI
Logo GENERALI
5 - Mar - 2019

Tus primeras vacaciones para practicar deportes de invierno son muy emocionantes. Pero esa singularidad también puede hacer que la preparación para la experiencia sea algo más difícil de lo normal.

¿Qué debería llevarme? ¿Cómo debería prepararme? Veamos si podemos aclarar las cosas. Aquí tienes lo que debes pararte a pensar antes de disfrutar de tus vacaciones para practicar deportes de invierno.

 

Estilo en las pistas

Hay dos tipos de equipamiento que podrías necesitar: para abrigarte y para protegerte. Si eres principiante, es probable que quieras más de lo primero que de lo segundo. No irás lo suficientemente rápido para hacerte demasiado daño, o al menos, ¡no deberías!

 

Protección en todo momento

Dicho esto, si hay algún equipamiento que todo el mundo debería llevar, ese es el casco. Un golpe en la cabeza, aunque sea en una pista para principiantes, podría resultar fatal, sin importar lo bueno que seas. La mayoría de la gente también usa gafas para protegerse los ojos del aire frío y las partículas mojadas, sin olvidarnos del sol. Y hablando de sol, también te será útil llevar crema solar, ya que la combinación de sol y nieve puede tostarte la piel en un abrir y cerrar de ojos.

Otras opciones incluyen muñequeras y protecciones para las rodillas y las nalgas, y merece la pena tenerlas en cuenta si cabe la posibilidad de caerse.

 

Calentito siempre

Para el calor, piensa en capas. Si empiezas despacio, te vendrán bien capas que atrapen el calor y transpiren el sudor. Prueba tejidos con poliéster para la primera capa tanto en las piernas como en la parte superior, y algo de lana como capa intermedia por arriba. Si tienes algo de experiencia y crees que te vas a mover mucho como para tener frío, una camiseta normal y un pantalón de chándal servirán como primera capa.

La función de la capa exterior es añadir aislamiento y mantener a raya la humedad. Busca chaquetas, pantalones y guantes diseñados para estos deportes, ya que te protegerán del viento y de la humedad, además de ser flexibles para moverte con comodidad. Y no te olvides de que llevarás capas intermedias y capas de base, por lo que asegúrate de que la talla que compres sea lo suficientemente grande para que entren.

Dicho esto, si es tu primera vez en las pistas, seguramente lo mejor es que compres lo menos posible. Todo el equipamiento puede ser bastante caro y si tras el viaje decides que los deportes de invierno no son lo tuyo, haberte gastado todo ese dinero no te hará ni pizca de gracia. En su lugar, pide prestado o alquila todo lo que puedas hasta que estés seguro de que son tu nuevo pasatiempo.

 

Preparación antes del viaje

Los deportes de invierno son algo más arriesgados que una actividad de vacaciones convencional. Al buscar una póliza de seguro de viaje, asegúrate de contratar una que te cubra la actividad que vas a hacer.

Sacar el máximo provecho a tus vacaciones comienza desde mucho antes de irte. Primero, asegúrate de que estás en forma. Los deportes de invierno son mucho más duros de lo que parecen y descubrirás músculos que no sabías que tenías. Por ello, te aconsejamos comenzar el entrenamiento con antelación: así podrás ponerte en forma antes de ir y evitarás estar exhausto tras el primer día.

A la hora de aprender cómo esquiar o hacer snowboard, no suele ser una buena idea que te enseñen amigos o familiares. Es probable que pierdan la paciencia y te exijan demasiado antes de lo que deberían. Escuchar «¡Te las apañarás!» en la cima de la montaña no te transmitirá calma, a no ser que te lo diga un profesional. Así que da unas clases antes de ir para asegurarte de estar en buenas manos.

Por supuesto, podrías aprenderlo todo en las pistas. Pero no te gustará nada tener que volver a casa cuando empiezas a cogerle el truco al deporte. Así que, para aprovechar realmente el tiempo que pases allí, plantéate dar clases en unas pistas artificiales para ir con ventaja. De esta manera, tendrás todo lo básico bajo control en el momento en que llegues a las pistas reales.

Tanto si planeas un fin de semana en la ciudad o quince días en la montaña, descubre cómo nuestros seguros de viaje pueden ayudarte a disfrutar de tus próximas vacaciones sin contratiempos.

Acepta tu lado aventurero con nuestros fantásticos consejos Más que Seguros sobre viajes para tu próxima travesía:

Esquía con seguridad

Habla como un nativo donde quiera que vayas

Consejos para perder el miedo a volar

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp