Logo GENERALI
Logo GENERALI
31 - Ene - 2019

El yoga fortalece el cuerpo, relaja la mente e incluso refuerza nuestro sistema inmunológico. Todos podemos practicar este antiguo método de ejercicio, independientemente de la edad y la forma física, ¡aunque asegúrate de estar sano para realizar estas posturas por tu cuenta! Con esto en mente, solo necesitas una alfombra, ropa cómoda, espacio para estirarte y motivación. ¿Te sientes inspirado? Tenemos la rutina perfecta para principiantes.

Aquí tienes algunas de las posturas básicas (también conocidas como asanas) que te ayudarán a convertirte en todo un yogi en un abrir y cerrar de ojos.

 

Postura del niño 

 

Childs Pose.png

Esta es la posición de descanso clásica de yoga, te ayuda a despejar la mente, estirar la espalda y abrir las caderas.

Comienza con las manos sobre las rodillas, inspira y siéntate recto. Exhala, inclínate hacia delante y reposa la cabeza sobre la alfombra, estira los brazos hacia delante, con las palmas de las manos hacia abajo. Respira profundamente durante un minuto. 

 

 

Perro bocabajo

 

Downward Dog.png

Se trata de una buena postura comodín que tonifica el cuerpo, fortalece la espalda y te sube el ánimo.

Comienza con las manos sobre las rodillas, estira las palmas hacia fuera e inspira. Mira hacia abajo conforme exhalas y empuja las rodillas para estirar las piernas.  Respira profundamente durante un minuto.

 

 

Perro bocarriba

 

Upward Dog.png

Antes de flexionar los brazos a la altura de los codos, túmbate boca abajo y coloca las palmas a ambos lados de los hombros.

Inspira y empuja manos y pies hacia el suelo conforme levantas el cuerpo ligeramente del suelo. Exhala y estira los brazos, además de empujar el cuerpo y las piernas hacia delante.

 

Triángulo

 

Triangle.png

Esta postura de pie te ayudará a abrir los pulmones y tonificar todo tu físico.

Ponte de pie con los pies separados, pero de manera cómoda. Extiende los brazos hacia ambos lados, a la altura de los hombros. Gira el pie derecho 90° e inclínate sobre la pierna derecha conforme colocas la mano derecha sobre el tobillo, la espinilla o la rodilla. Estira el brazo izquierdo hacia el techo, mira hacia arriba y aguanta entre 5 y 8 respiraciones. Vuelve a la posición normal de pie y repítela hacia el lado opuesto. Gira el pie derecho 90° y los dedos del pie izquierdo unos 45°.

 

Árbol

 

Tree.png

Esta posición te obliga a concentrarte en tu equilibrio interno y externo: ¡fuera miradas perdidas y pensamientos dispersos si mantienes la postura!

Comienza con los pies unidos, coloca el pie derecho sobre la parte interna superior del muslo izquierdo. Pon las manos juntas en oración y encuentra un punto en el que fijar la mirada durante 8-10 respiraciones, y luego cambia de lado. No te inclines hacia la pierna de apoyo y sigue ejercitando los músculos abdominales.

 

 

Piernas sobre la pared

Leg up.png

El nombre es bastante descriptivo y es una postura relajante y original con la que terminar tu rutina de ejercicio.

Siéntate lo más cerca posible de una pared libre y coloca las piernas sobre ella, de modo que el tronco esté en un ángulo de 90° respecto a las piernas. Respira profundamente durante unos minutos.

 

No te pierdas todo el contenido Más que Seguros que te puede ayudar a estar en forma y sano ¡para tu próxima aventura!

Las vitaminas y minerales que necesitas entre los 20 y 40

¿Has oído hablar del mindfulness?

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp
Artículos relacionados