Logo GENERALI
Logo GENERALI
16 - Mar - 2018

Si hacemos memoria, todos recordaremos lo poco que nos gustaba hacer exámenes. La época de exámenes era estresante, sobre todo si no íbamos bien preparados, o si teníamos mucha presión. Pero, para los niños y jóvenes actuales no tiene por qué ser un suplicio. A continuación os damos siete consejos Más que Seguros para aseguraros de que todo salga lo mejor posible.

 

1. Preparación

 

No hay nada como la tranquilidad que da llevar las tareas hechas y las lecciones aprendidas con tiempo. Planifica sesiones de repaso con tu hijo al menos 2-3 meses antes de los exámenes y haz copias para poder colocarlas en distintas zonas de la casa. Crea una versión digital para que tus hijos y tú podáis consultarla en vuestros dispositivos en cualquier momento.

 

2. Cumplir con los descansos

 

Pero cuidado, demasiado repaso puede ser agotador, así que asegúrate de mantener un horario de comidas apropiado, respetar las horas de sueño necesarias y darles suficiente tiempo libre. Divide el tiempo de repaso en períodos de 30 minutos seguidos de 10 minutos de descanso para mantener la concentración. Para animarlos a seguir, durante estos pequeños descansos, los niños pueden hacer las cosas que más les gusten, como ver programas en YouTube o comer su plato favorito. 

 

3. Ser flexible 

 

En circunstancias normales, no es bueno eximir a tus hijos de las tareas domésticas o las obligaciones familiares, pero el período de exámenes es una excepción. No seas muy duro con tus hijos con respecto a sus obligaciones para que puedan centrarse en lo que importa: bordar los exámenes.

 

4. Crear una zona libre de presión

 

Es evidente que quieres que a tus hijos les salgan bien los exámenes, pero es posible que ellos ya estén estresados; no es necesario que tú añadas más presión. Las críticas, las amenazas y los chantajes emocionales acaban siendo contraproducentes. Por eso, es fundamental decirle a tu hijo que lo quieres y que estás orgulloso de él sin importar el resultado. ¡Esto motiva mucho más que el miedo al fracaso!

 

5. Preparar recompensas durante y después de los exámenes

 

No guardes las recompensas solo para ese período de euforia después de los exámenes. Planifica también días de ocio o pequeños caprichos durante las semanas anteriores. No tiene que ser nada muy elaborado, ya que le levantarás la moral solo con cocinar su comida favorita o llevarlo a ver una película divertida.

 

6.  La alimentación importa

 

¿Sabías que los alimentos nutritivos para el cerebro pueden dar a tus hijos esa ventaja extra el día del examen? Una dieta rica en proteínas, omega 3, vitamina K y grasas saludables ayudará a mantener la energía y el buen funcionamiento del cerebro. Así que llena su dieta de pescado, huevos, verduras de hoja, nueces, avena y fruta. 

 

7. Mantener la calma

 

Por último, es mucho más probable que tu hijo esté tranquilo si tú lo estás. Mantén el ambiente de casa tranquilo, silencioso y familiar. Respira profundamente, piensa en positivo y recuerda: ¡todo acabará pronto!

 

Aconseja a tus hijos para que tengan futuros felices y exitosos con nuestros mejores consejos y trucos para cada edad:

Comidas rápidas para padres ocupados

5 consejos para proteger a los menores en internet

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp