Logo GENERALI
Logo GENERALI
8 - Ene - 2019

Entre los 20 y los 40 puede ser difícil encontrar tiempo para cocinar en condiciones y comer sano entre ascensos en tu carrera profesional y una ajetreada vida social. Pero si vives a base de comida preparada, puede que no estés obteniendo suficientes vitaminas para tener una salud óptima.

Y además, como tu cuerpo sigue cambiando y desarrollándose durante estos años, puede que no seas consciente de algunas vitaminas que te faltan, aunque pienses que lo estás haciendo todo bien. Aquí repasamos los minerales y las vitaminas más importantes para mantenerte en condiciones óptimas durante estos años de formación y cómo incorporarlos fácilmente a tu dieta.

Antes de empezar, deberás conocer la mejor forma de tomar suplementos. Por ejemplo, el hierro se debe tomar con el estómago vacío con una fuente de vitamina C, como un vaso de zumo de naranja. Asegúrate además de preguntar a tu médico antes de tomar cualquier medicamento.

Vitamina D: Mejora la absorción de calcio para unos huesos fuertes y refuerza tu sistema inmunitario, además de ayudar a prevenir la depresión, la tensión arterial alta, etc. La luz solar es una gran fuente de vitamina D, así como los vegetales de hoja oscura, como la espinaca, los pescados grasos y los alimentos enriquecidos.

Magnesio: Es un mineral esencial que refuerza los músculos y los huesos, ayudándote a producir antioxidantes y mejorando la digestión. Lo encontrarás en el aguacate, los frutos secos y los productos integrales.

Vitaminas B: ¿Estás pensando en quedarte embarazada? Son importantes para el desarrollo del feto, así como para el buen funcionamiento del cerebro. Se pueden tomar como suplemento en forma de complejo de vitamina B o en alimentos como los huevos, los productos integrales y los cítricos. 

Cardo lechoso: Te ayuda a mejorar la función hepática, refuerza el funcionamiento del cerebro e incluso puede mejorar el acné adulto. Es mejor tomarlo como suplemento. 

Hierro: En particular, las mujeres que menstrúan tienen riesgo de sufrir deficiencia de hierro, lo que puede causar cansancio y dolores de cabeza. Puedes encontrarlo en el marisco, las carnes rojas y el brócoli.

Probióticos: Añádelos a tu dieta para una flora intestinal sana, una buena digestión y una mejora del sistema inmunitario. Los encontrarás en yogures y productos fermentados como el kimchi, el miso y la kombucha.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp
Artículos relacionados