Logo GENERALI
Logo GENERALI
11 - Sep - 2019

Lo único peor que un atraco es la desorientación que conlleva no saber qué hacer a continuación.

Esperamos que nunca te suceda, pero, si ocurre, recordar y seguir estos nueve pasos reducirá esa desorientación al proporcionarte algo en lo que centrarte (además de una ayuda rápida).

 

1. Busca asistencia médica

Tu bienestar es mucho más importante que cualquier cosa que los atracadores se hayan podido llevar. Busca a un transeúnte, pídele que llame a una ambulancia si ha habido violencia.

 

2. Anota la ubicación

Además, toma nota de las cámaras de vigilancia de la zona que pueden haber registrado el incidente. Esto ayudará a la policía a investigar el delito.

 

3. Llama a la policía

Cuanto antes hables con la policía, antes podrás obtener ayuda y mejor recordarás los detalles del delito y el aspecto de tu agresor. Prepárate para contarles exactamente qué sucedió, cuándo sucedió, dónde sucedió, qué te han robado y todo lo que puedas recordar sobre el aspecto del atracador.

Si crees que alguna cámara de vigilancia o algún testigo pudieron haber visto lo que sucedió, también debes dar esos detalles a la policía. Proporcionar a la policía la mayor cantidad de información posible no solo aumentará la probabilidad de una detención y la recuperación de tus posesiones, sino que también reducirá las posibilidades de que el agresor vuelva a delinquir.

 

4. Mientras esperas a la policía, llama a un familiar o amigo

Diles exactamente qué sucedió, qué has hecho hasta ahora, dónde te encuentras y, si lo sabes, en qué hospital o comisaría de policía te encuentras o al que te diriges.

 

5. Anula las tarjetas

Una vez que te hayas ocupado de ti mismo y hayas ayudado a la policía con sus preguntas, es el momento de pensar en lo que te han robado, empezando por tus tarjetas bancarias. Haz una lista de todo lo que te han robado y llama a los bancos emisores de las tarjetas para anularlas. Si el atracador ha logrado gastar dinero de cualquiera de las tarjetas, no te preocupes: si revisas tus estados de cuenta e informas a tu banco sobre cada transacción fraudulenta, es probable que te lo reembolsen.

 

6. Comprueba la ubicación de tu teléfono

Puedes hacerlo con iCloud si tienes un iPhone o en Android.com si tienes un teléfono Android. No hace falta recordarte que, si logras encontrar la ubicación de tu teléfono, debes avisar a la policía en lugar de buscarlo tú mismo. También puedes usar estos servicios para bloquear el teléfono de forma remota.

 

7. Cambia las contraseñas

Esto es importante si te han robado un dispositivo, como un teléfono o un ordenador portátil. Podría permitirles acceder a tus cuentas personales importantes mediante contraseñas guardadas. Si tienes demasiadas cuentas que recordar, quédate con las importantes como la de la banca en línea y tus perfiles de redes sociales.

 

8. Contacta con tu aseguradora

 

Comprueba si tu póliza de hogar cubre el riesgo de atraco en la calle, como ocurre en las pólizas de Hogar de Generali, y en ese caso contacta con tu aseguradora lo antes posible.

 

9. No te castigues

 

Acabas de pasar por un incidente traumático, por lo que es importante tener en cuenta los efectos que podría tener en tu bienestar y asegurarte de hacer todo lo necesario para recuperarte. Pide tiempo libre en el trabajo si lo necesitas. Habla con tus seres queridos sobre cómo te sientes o incluso con un profesional si crees que puede ayudarte. Y, lo más importante, recuerda que no tienes la culpa.

 

Lo más importante que debes recordar es esto: si un atracador te pide tus pertenencias, dáselas sin oponer resistencia. Las cosas se pueden reemplazar. Tú no.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp