Logo GENERALI
Logo GENERALI
13 - May - 2019

Es fácil pasar por alto el mantenimiento de los neumáticos, pero se trata de una práctica importante, tanto para tu seguridad como para proteger el medio ambiente e incluso la cartera. ¿Sabías que conducir con los neumáticos poco inflados puede aumentar el consumo de combustible hasta en un 4%? Aquí te ofrecemos una sencilla lista de cosas que debes comprobar para garantizar que los neumáticos estén como deben y mantengas una conducción segura.

 

La presión del neumático.

Mantener la presión de los neumáticos a su nivel correcto según cada vehículo es crucial para la seguridad, así como para ahorrar combustible. Los neumáticos poco inflados se desgastan más rápidamente y consumen más combustible. También pueden provocar que la conducción sea menos óptima, ya que se adherirán de manera irregular a la carretera y pueden provocar accidentes.

 

La profundidad del dibujo.

En un neumático nuevo el dibujo tiene unos 8 milímetros de profundidad. Con el tiempo, se irá desgastando poco a poco. Se considera que el rendimiento de un neumático empieza a ser negativo por debajo de los 3 milímetros y, en Europa, ya es ilegal conducir con una profundidad de menos de 1,6 milímetros. Deberías revisar los neumáticos una vez al mes. Puedes utilizar un indicador de desgaste del dibujo o un medidor de profundidad.

 

Inspección visual.

Una vez al mes, debes echar un vistazo a los neumáticos para ver si presentan algún signo de desgaste, como bultos o grietas. También debes inspeccionar la alineación de los ejes, el equilibrado y la rotación de los neumáticos. Si los neumáticos no están bien equilibrados o no están alineados correctamente, pueden provocar vibraciones, que notarás al volante, o puede hacer que el coche tire de ambos lados. Es muy importante que se compruebe la alineación de los neumáticos cuando se realiza el mantenimiento del vehículo.

 

Límpialos con frecuencia.

Esto es particularmente importante si conduces con frecuencia sobre caminos escarpados y desiguales donde puede haber muchas rocas, pequeñas piedras y guijarros. Debido a que se pueden quedar muy fácilmente clavados en los neumáticos, es aconsejable lavarlos regularmente y comprobar si hay residuos adheridos a ellos.

 

Adáptalos al clima y a la ley.

Se recomienda utilizar neumáticos especiales de invierno cuando circules por zonas frías, con nieve o una temperatura inferior a los 7ºC. Dada la climatología en España, por lo general no suele ser necesario un uso intensivo durante todo el año. Una buena opción es circular con neumáticos de verano y, en la época de más frío o nevadas, añadir cadenas para la nieve.

Para la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), deberás llevar siempre neumáticos homologados. Si utilizas neumáticos especiales de nieve, deberán llevar la inscripción M+S, MS o M&S y deberán tener una categoría de velocidad. 

Como último consejo, debes disponer de un neumático de repuesto en el maletero en caso de emergencia y asegurarte de que esté en buenas condiciones. Por supuesto, si ocurre algo inesperado, debes mantener la tranquilidad y tener a mano el número de tu seguro.

 

Incluso los conductores más prudentes pueden tener problemas en la carretera, así que no corras el riesgo de ponerte al volante sin seguro. Desde accidentes y facturas médicas hasta averías o reparaciones, con nuestros seguros de auto estarás cubierto en todo momento.

¿Pequeño o grande? ¿Híbrido o eléctrico? Descubre más sobre seguridad vial esencial y vehículos sostenibles con nuestros consejos Más que Seguros:

Video: 5 consejos para ser mejor conductor

Consejos para evitar averías en el coche

¿Conoces los nuevos límites de velocidad?

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp
Artículos relacionados

CÓMO APARCAR EN PARALELO

24 - Jul - 2020