Logo GENERALI
Logo GENERALI
5 - Dic - 2017

¿Has decidido comprar una vivienda para alquilarla y ahora no sabes cuál es el siguiente paso que debes dar? Conoce todas tus responsabilidades, infórmate de las posibles complicaciones de alquilar y organízate para que el proceso sea lo más sencillo posible, además de lucrativo. A continuación te presentamos las cuestiones básicas que cualquier propietarios debería conocer.

 

Identifica tu mercado objetivo

Estudia la demanda de alquiler en tu zona y pregúntate: «¿quién necesita alquilar?». Los estudiantes y las familias jóvenes son los principales mercados. La propiedad debe estar en una zona adecuada con los servicios que demanda el inquilino ideal. Por ejemplo, los profesionales necesitan buenas conexiones de transporte para ir a trabajar, mientras que las familias quieren vivir cerca de parques y colegios. Pero, es importante que te asegures de que no haya un exceso de oferta en la zona.

 

Menos es más

Si piensas en comprar una propiedad, debes elegir una que sea asumible. Con esto nos referimos a que tienes que poder asumir los costes de cualquier reparación o cambio que deba realizarse en la vivienda. Por tanto, es posible que quieras limitar el tamaño de la vivienda o el número de habitaciones. Asegúrate de que no haya problemas estructurales y establece un presupuesto estricto para reparaciones y reformas. Guíate por la máxima de «menos es más», mantén el buen gusto y los tonos neutros en la decoración… ¡nada de estampados de leopardo en las paredes!

 

El dinero importa

Tendrás que pedir un préstamo para financiar la compra. Consulta a un asesor hipotecario para asegurarte de que tomas la mejor decisión según tus circunstancias. Debes saber qué tipo de rendimiento esperas (según el análisis del mercado que hiciste en el primer paso) y cómo devolverás el préstamo hipotecario que solicites.

 

Atrae al inquilino perfecto

Si vas a publicar el alquiler de tu propiedad en Internet, puedes pagar a un fotógrafo profesional para que tome fotos atractivas de la vivienda y asegúrate de que la descripción sea clara y precisa. De esta forma, la gente que se ponga en contacto contigo sabrá exactamente qué puede esperar. También te recomendamos que te reúnas con los posibles inquilinos en persona porque es más sencillo para tratar temas delicados y ver sus reacciones. Por ejemplo, si quieres evitar futuros problemas de impagos o daños en la vivienda, pregúntales sobre su actual situación laboral y financiera (si tienen empleo y es estable, cómo pueden garantizar el pago mensual del alquiler…).

Por otra parte, pregunta sobre quiénes serán los inquilinos de la vivienda (pareja, familia con niños, mascotas…), cuánto tiempo tienen pensado quedarse en la vivienda, si buscan un piso amueblado o quieren traer su mobiliario, etc. Ten en cuenta también que no serás el único en preguntar, así que lleva los deberes hechos y prepárate para responder a sus preguntas sobre las horas de recogida de la basura, las compañías de suministro de electricidad, los gastos que se incluyen en el alquiler, las normas de convivencia, etc

 

No descuides los detalles

A continuación, te recordamos algunos aspectos que no puedes olvidar. ¿Estás al día con los requisitos legales, como los períodos de notificación para los inquilinos que se marchan y las normativas locales sobre la revisión de los alquileres? ¿Te ocuparás tú mismo de los contratos o lo dejarás en manos de una agencia profesional? ¿Quién o cómo comprobarás los antecedentes de los inquilinos? ¿Tienes un plan para imprevistos por si no pagan el alquiler a tiempo? ¿Tienes un seguro de hogar?

Recuerda que es fundamental que establezcas una fianza en metálico como garantía obligatoria, pero no debe ser abusiva. Legalmente, en España, se establece en una cantidad equivalente a una mensualidad de alquiler. Este importe se restituirá íntegramente al inquilino un mes después de finalizar su período de alquiler, siempre y cuando el piso esté en perfectas condiciones. Un buen recurso para evaluar el estado del inmueble sería elaborar un inventario previo al arrendamiento (crea una lista con los objetos de la casa y haz fotografías de todo), que sirva para cotejar las condiciones de la vivienda tras la salida del inquilino.

 

¿Cuánto deberías cobrar por el alquiler?

Evidentemente, dependerá de la oferta y la demanda. Debemos considerar dónde está situado (provincia, municipio, zona, urbanización), cuántas habitaciones tiene, qué instalaciones incluye (piscina, jardín, parque infantil, garaje, trastero). Actualmente los precios del alquiler están en alza en prácticamente toda España. Puedes consultar los principales portales de alquiler para estudiar el mercado, buscando siempre inmuebles con características similares al tuyo.

 

¡Tu inversión inmobiliaria será una de las mejores de tu vida si prestas atención a todos estos aspectos!

¿Estás al día con las nuevas apps y tecnologías que pueden transformar tu hogar en un centro inteligente? Échale un vistazo a nuestro contenido para descubrir la última información:

Prepara tu vivienda de alquiller para el invierno

Ahorra energía con tecnología inteligente

Abre y cierra tu casa con alta tecnología

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp