Logo GENERALI
Logo GENERALI
19 - Feb - 2018

El mal tiempo nunca es una buena noticia en la carretera: ya sea en forma de tormenta eléctrica, lluvia intensa o inundaciones. Tanto si te desplazas al trabajo como si vas a visitar a unos amigos, consulta nuestra guía de conducción Más que Seguros bajo la lluvia para mantenerte protegido en carretera.

 

La planificación siempre es clave

Planificar con antelación es fundamental a la hora de conducir de forma segura bajo la lluvia. Consulta la previsión meteorológica y comprueba el estado de tu vehículo antes de salir a la carretera. En caso de lluvia y mal tiempo en general, uno de los principales peligros para conducir es la reducción de la visibilidad. Asegúrate de que las lunas y los faros estén limpios, que las luces funcionen y que el sistema de ventilación no esté obstruido, por si tienes que eliminar el vaho de los cristales mientras conduces.

Si sueles conducir mucho en estas condiciones, piensa en invertir en unos neumáticos para lluvia para que tus viajes sean lo más seguros posible. Una vez en la carretera, intenta adaptar tu estilo de conducción. Hasta los conductores más experimentados en carreteras que conocen bien pueden verse sorprendidos por una tormenta, por lo que deberán modificar su comportamiento al volante. Conduce siempre con prudencia y sin superar el límite de velocidad y manteniendo la distancia de seguridad  con otros vehículos.

Desactiva la función de velocidad de crucero y reduce la velocidad al girar para evitar el aquaplaning y los frenazos bruscos. Pero, por si te ves el la situación de tener que frenar y crees que puedes llegar a sufrir aquaplaning, mira este tutorial de nuestro amigo Jesús Calleja para saber como tienes que actuar con seguridad.

Presta atención a cualquier vehículo grande que se te aproxime para que puedas reaccionar rápido si fuera necesario y descansa siempre que te notes cansado.

El estrés y la prisa por llegar pueden afectar a la seguridad con la que conduces, por lo que asegúrate de salir siempre con tiempo suficiente para llegar sano y salvo a tu destino. Dentro del coche, evita cualquier distracción, como las conversaciones entre viajeros o la radio, y concéntrate en la carretera.

Por último, si hace muy mal tiempo, piensa si el viaje es absolutamente necesario: ¿puedes esperar a que el tiempo mejore? Dar prioridad a tu seguridad es siempre lo más importante.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp