Logo GENERALI
Logo GENERALI
25 - Mar - 2019

Unas tuberías congeladas pueden desatar el caos en los hogares durante el invierno. De hecho, casi el 50% de los daños en las viviendas se debe a la rotura de las tuberías. Afortunadamente, es fácil evitar estos daños siempre y cuando sigas estos sencillos consejos Más que Seguros.

 

Mantén una temperatura media

Durante las olas de frío, es importante tener la calefacción encendida a una temperatura estable, incluso cuando no estás en casa. Esto mantiene caliente el aire del interior de la casa y evita que las tuberías internas se congelen. Termostatos inteligentes como el de Nest y el de Tado te pueden ayudar en esto, ya que te permiten controlar y programar la calefacción cuando no estás en casa.

 

Recubre las tuberías

Siempre que sea posible, procura que las tuberías estén cerca de una fuente de calor. Para las tuberías en zonas más frías, como un ático, una buhardilla o zonas exteriores, el aislamiento de espuma de poliuretano es una buena opción para mantener las tuberías calientes. Puedes encontrar fundas de espuma para las tuberías con facilidad en Internet así como en las tiendas de bricolaje.

 

Ponlas en marcha con frecuencia

El paso del agua por las tuberías puede evitar que se congelen y alivia la presión. Aunque no es lo más recomendable para el medioambiente, abrir un poco el grifo para que pase el agua ayuda a evitar que se congelen durante las épocas más frías.

Si la ola de frío puede ocurrir en una segunda vivienda, asegúrate de dejar las tuberías vacías. Para ello, cierra en primer lugar la lleva de paso, y a continuación vacía el contenido de las tuberías, de esta forma al no haber agua en la tubería no se puede congelar.

 

Sella las grietas y los agujeros

Es importante que el aire caliente circule por la casa para que las tuberías estén lo más calientes posible. Busca cualquier grieta y agujero en el enladrillado y cerca de puertas y ventanas. Si encuentras alguno, séllalo con relleno para evitar que el aire caliente salga y entren corrientes de aire frío.

Por último, asegúrate de realizar las revisiones a la caldera con frecuencia y, si las tuberías se congelan, no intentes arreglarlo por tu cuenta, ya que podrías causar más daños. Siempre merece la pena pensar en invertir en un seguro integral del edificio y su interior, ya que así evitarás tener que desembolsar grandes cantidades de dinero para reparar los daños de los objetos de valor si ocurre lo peor.

¿Crees que un seguro de hogar sólo debería cubrir el robo? Infórmate sobre las coberturas de nuestro seguro de hogar que te protegen en una gran variedad de situaciones, desde incendios, robo o daños por fenómenos meteorológicos.

Desde proyectos que puedes hacer tu mismo hasta recetas sencillas increíbles, disponemos de todo el contenido que necesitas para llevar una vida divertida y creativa en tu hogar:

10 pasos a seguir si te han robado en casa

Renueva tu casa con un poco de bricolaje

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp