Logo GENERALI
Logo GENERALI
29 - Ene - 2020

Para muchos de nosotros, mantener a nuestras familias felices y saludables es nuestra mayor prioridad. Pero, por desgracia, hay algunas cosas que se encuentran fuera de nuestro control. Los accidentes, los problemas de salud o las enfermedades crónicas pueden ocurrir en cualquier momento. Sin embargo, con el seguro apropiado, puedes garantizar que tanto tú como tu familia tengáis acceso a una asistencia de primera calidad, con tratamientos especializados, diagnósticos tempranos y un apoyo básico que puede marcar la diferencia. Y lo que es más importante: un seguro también puede jugar un papel esencial al limitar el impacto económico de una enfermedad, manteniendo cualquier preocupación económica a raya, para que puedas concentrarte en recuperarte. 

 

Gestionar la carga de una enfermedad crónica

 

Todos queremos estar presentes en los momentos importantes de las vidas de nuestros seres queridos, y estar ahí en las buenas y en las malas. Pero si desarrollas una enfermedad crónica complicada, puede que no seas capaz de proporcionar el apoyo físico, emocional o financiero que siempre quisiste darles. Muchas enfermedades crónicas pueden implicar largas estancias hospitalarias. Es posible que tampoco puedas trabajar, añadiendo una carga adicional a una situación ya de por sí complicada. Lo último que necesitas es centrarte en unas perspectivas financieras inciertas a largo plazo.

Con la cobertura adecuada, esta carga financiera y los miedos sobre el futuro de tu familia desaparecerán, pudiendo centrarte en cosas más importantes como en tu recuperación o en pasar tiempo junto con tu familia. Los seguros de salud pueden ayudar a cubrir los costes derivados de tratamientos, procedimientos quirúrgicos y cuidados hospitalarios para ti y para los que dependan de ti en una sola póliza. Al mismo tiempo, el seguro de protección de ingresos garantizará que tu invalidez para trabajar no afecte a tu situación financiera ni a tus ingresos. Garantizará tu cobertura y la de tu familia, pase lo que pase, para que puedas sacar el máximo provecho del presente sin preocuparte por el futuro. 

 

Apoyo en caso de accidentes o emergencias

 

¿Alguna vez has tenido un accidente y has necesitado tratamiento médico? No eres el único. Tanto si te has caído de una bicicleta, te has roto algún hueso al tropezar con un juguete en el jardín, como si has sufrido una quemadura grave cocinando en casa, un seguro de accidentes puede proporcionarte la asistencia y el apoyo necesarios en estas situaciones de emergencia. El seguro te ayuda a cubrir los gastos de los tratamientos médicos, del transporte e incluso de la estancia hospitalaria si fuera necesario.

 Si estás en el extranjero y tienes un accidente, el seguro se ocupará de cubrir todas las facturas del hospital extranjero y de traerte de vuelta a casa, sin tener que afrontar ningún gasto adicional. En función de las garantías incluidas en tu seguro, puedes incluso tener cobertura para cubrir cualquier pérdida de ingresos como consecuencia del tiempo de recuperación tras el accidente, para que puedas aplicar todos tus esfuerzos en mejorarte.

 

La tranquilidad de una asistencia sanitaria preventiva y diaria

 

La cobertura de los seguros de salud no solo te cubren en caso de emergencia o enfermedad. También te ayudarán a disfrutar de un cuidado sanitario de gran calidad y una asistencia médica experta cuando lo necesites, sin tener que preocuparte por lo que puedas permitirte o por el tiempo que tendrías que esperar. Los seguros privados te permiten reducir los tiempos de espera en situaciones urgentes, como síntomas preocupantes que quieres que te examinen de inmediato, pequeños procedimientos que prefieres quitarte cuanto antes o, incluso, problemas dentales, como una muela del juicio que te esté ocasionando un dolor innecesario.

También podrás disfrutar de medicina preventiva, que te ayudarán a identificar cualquier problema antes de que se desarrolle y detenerlo a tiempo. Al controlar tu presión sanguínea o examinar cualquier lunar de forma regular, podrás estar tranquilo sabiendo que tu familia pone su salud por delante y que su bienestar es prioritario.

 

Haz que tus seres queridos estén seguros y protegidos en cada momento de la vida con nuestros mejores consejos Más que Seguros:

Cómo ayudar a tus hijos a empezar a correr

Di adiós a los refrescos: consigue que tus hijos beban agua con estos consejos

Cómo hablar a tus hijos de sostenibilidad

 

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp