Logo GENERALI
Logo GENERALI
24 - May - 2019

Perder peso, ponerte tiras raras en la nariz, dormir en el sofá, etc. Sea lo que sea, seguro que has probado miles de trucos para dejar de roncar. Pero, no desesperes, aquí tienes diez consejos que seguramente no has probado y que esperamos que te ayuden. Si aun así no consigues librarte de los molestos ronquidos, te recomendamos consultarlo con tu médico. Pero antes, trata de probar nuestros consejos:

 

1. Canta en el coche

 

Sí, va en serio. Tener los músculos de la garganta poco tonificados es una de las causas más comunes de los ronquidos. Así que cantar o ejercitar la garganta puede ser de gran ayuda.

 

2. Cose una bola de tenis a la parte de atrás de tu pijama

 

Aunque parezca raro, tiene sentido. Somos menos propensos a roncar cuando dormimos de lado, así que la pelota de tenis evitará que nos pongamos boca arriba.

 

3. Duerme más

 

Si estás excesivamente cansado al irte a la cama, tus músculos van a estar más relajados, lo que hace que ronques más. Si no consigues dormir ocho horas, estos consejos podrían ayudarte.

 

4. Evita los sedantes

 

Es cierto que te ayudan a dormir; pero también relajan los músculos, que puede ser la razón principal por la que ronques.

 

5. Compra una almohada nueva

 

Las almohadas antiguas están llenas de alérgenos que pueden ser la causa de tus ronquidos. La solución puede ser comprar almohadas hipoalergénicas.

 

6. Hidrátate

 

Aunque suene un poco desagradable, si estás deshidratado, los fluidos que pasan por tu nariz y garganta son más pegajosos de lo que deberían. Eso aumenta los ronquidos.

 

7. Utiliza anticongestivos

 

Porque una vía respiratoria despejada es una vía respiratoria silenciosa. Recuerda no automedicarte, si necesitas anticongestivos, visita a tu médico primero.

 

8. Usa un humidificador

 

Porque una vía respiratoria húmeda es una vía respiratoria silenciosa.

 

9. Ponte una férula

 

Puedes pedir a tu dentista que te diseñe una férula bucal para aliviar los ronquidos, actuará empujando tu mandíbula y lengua ligeramente hacia adelante. Es la solución más cara, por eso recomendamos probar las demás opciones antes.

 

10. Habla con tu médico

 

Si lo has probado todo y sigues roncando, debe haber un problema para el que haya que buscar una solución. No dudes en hablar con tu médico, es muy probable que pueda ayudarte.

 

Desde bienestar mental hasta snacks durante el día, tenemos el último contenido Más que Seguros en trucos saludables para transformar tu vida diaria:

Dieta saludable libre de picoteos

¿Has oído hablar del mindfulness?

¡Empieza el día con energíia!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp