Logo GENERALI
Logo GENERALI
4 - Ene - 2019

Durante el periodo escolar, siempre hay cosas que los padres tienen en mente para proteger a los niños. Una de ellas es: ¿de qué manera puedo asegurarme de que mi hijo no coja los temibles piojos?

Los piojos son más comunes entre niños de 4 a 14 años, y deshacerse de ellos puede llevar mucho tiempo y resultar frustrante. Además, hay tantísimos productos y tratamientos diferentes que cuesta saber por dónde empezar.

Aquí veremos cómo utilizar productos y remedios naturales para combatir estos molestos bichejos, así como las mejores formas de evitar cogerlos antes.

Con tantos niños afectados normalmente, los productos abundan en farmacias y supermercados. Utilízalos según las indicaciones y repite el proceso una semana más tarde, ya que muchos tratamientos no acaban del todo con las liendres.

Sin embargo, evita utilizar estos tratamientos muy a menudo, ya que eso puede disminuir su eficacia, y compra un buen peine de metal para piojos, que habrá que limpiar bien tras cada uso para evitar una nueva infección. También tienes la opción de la eliminación profesional en una peluquería si tienes poco tiempo y no te importa gastar un poco más de dinero. 

Si lo que te preocupa son las posibles toxinas de los tratamientos, así como su precio, hay varios remedios naturales o caseros que puedes probar también.

El uso del aceite de árbol de té, el Cetaphil y el acondicionador son remedios populares que suelen consistir en dejar el producto puesto durante cierto tiempo o durante la noche para aturdir a los piojos, eliminarlos con un peine, repetir un par de veces durante una semana y finalmente secar el pelo con secador. Una vez que hayas acabado con los piojos, es importante que evites una nueva infección.

Los piojos no los causa una mala higiene y se sienten atraídos por cualquier tipo de pelo: limpio, sucio, largo o corto. Principalmente se contraen por contacto de cabeza a cabeza más que por compartir objetos como toallas, ropa de cama o animales de peluche, aunque es recomendable lavarlos con agua muy caliente tras el tratamiento. Mantener el pelo largo recogido, usar un pulverizador de aceite de árbol de té y enseñar a tus hijos a no compartir gorros o peines puede ayudarte evitar los piojos para siempre. 

Sigue estos consejos Más que Seguros para que si desgraciadamente pasa, lo podáis solventar rápido.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp