Logo GENERALI
Logo GENERALI
10 - Jun - 2019

Conducir con un niño pequeño en el coche puede ser complicado y se necesita un poco de tiempo para acostumbrarse. Afortunadamente, una planificación cuidadosa es muy útil, así que aquí te enseñamos algunas medidas sencillas para que tú y tu bebé estéis seguros y felices en el coche.

 

Elige el momento

 

El tiempo lo es todo con un niño pequeño. Intenta programar tus excursiones para cuando el bebé esté durmiendo la siesta. Para viajes más largos, debes ir muy organizado y planificar paradas a lo largo de la ruta para darle de comer o cambiarlo.

 

Suministros de repuesto

 

Nunca se puede estar demasiado preparado con un bebé, así que es una buena idea tener siempre una bolsa de suministros de repuesto en el maletero. Incluye pañales y toallitas húmedas, un cambiador, biberones y leche de repuesto, mantas, una muda de ropa y un botiquín de primeros auxilios.

 

Haz una lista

 

Haz un plan y escribe los horarios y la lista de cosas que necesitas antes de salir para asegurarte de tener claro adónde vas y qué necesitas llevar. Si tienes una idea aproximada de cuándo tienes que parar, puedes hacer las maletas de forma que sea fácil llegar al maletero y coger lo que necesites con el mínimo esfuerzo.

 

Ten en cuenta la normativa para bebés

 

Los menores con una altura de 135 cm o menos deberán utilizar sistemas de retención homologados y adaptados a su talla y peso. La DGT recomienda que el menor viaje en sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible y, como mínimo, hasta los 15 meses, siguiendo siempre las instrucciones del fabricante de la sillita. Respecto a los bebés, aquellos de hasta 12 meses solo podrán ir en los asientos traseros y deben colocarse en posición horizontal, centrados  en el sentido contrario a la marcha, para una mayor protección de cabeza cuello y columna.

Los bebés hasta los 18 meses o 13 kilos ya pueden colocarse en el asiento trasero o delantero, siempre y cuando el airbag esté desactivado. Todos los bebés deben ir sujetos mediante un arnés de cinco puntos bien ajustado al cuerpo. La cabeza del niño nunca debe sobresalir sobre el respaldo de la sillita; cuando esto ocurra, es momento de pasar a los sistemas de retención de un grupo superior.

 

Un par de ojos extra

 

Puede ser incómodo conducir con un niño pequeño en la parte de atrás, sobre todo si hacen ruido y no puedes darte la vuelta para verlos. Ayúdate invirtiendo en un espejo para el asiento trasero. Esto te permitirá vigilarlos con seguridad, sin distraerte de conducir de forma responsable.

 

Lleva sus objetos de ocio

 

La mayoría de los bebés pequeños dormirán en los viajes en coche, pero para los bebés mayores o los viajes más largos, puede que quieras ofrecerles algo de entretenimiento, ya sea un libro de bebé enganchable, música o juguetes que cuelguen por encima. Distraerlos con estas ideas es una gran manera de asegurarte de que puedes estar totalmente concentrado para que ambos lleguéis al destino final de manera segura.

Por último, debes estar preparado para parar si es necesario. Es mucho más seguro hacer un descanso que seguir conduciendo si te sientes cansado o si tu bebé está inquieto. Es normal que algunos niños sufran mareos en el coche. Si esto pasa con regularidad, habla con tu médico para ver si hay algún medicamento que pueda hacer que tu pequeño se sienta mejor.

 

Un problema en la carretera no es cosa de un día, podría afectarte en el futuro. Cúbrete contratando nuestro seguro de auto hoy mismo.

 

Tanto si quieres refrescar la conducción sobre pavimento mojado como guiar a tus hijos en las normas sobre seguridad vial? Nuestros consejos Más que Seguros te pueden ayudar en todas las situaciones:

Consejos de seguridad para viajar con niños de 0 a 12 años

Cómo entretener a los niños en un viaje largo de coche

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp