Logo GENERALI
Logo GENERALI
23 - Nov - 2018

Cuidar de un ser querido cuando más lo necesita es muy gratificante, pero también puede ser un reto. Por eso, es importante encontrar el equilibrio entre tu papel como cuidador y encontrar tiempo para ti. Aquí te mostramos algunos trucos para cuidar de tus mayores mientras cuidas también de ti mismo.

 

Elabora una planificación

Las listas son una de las herramientas más sencillas que nos permiten estar al tanto de todo y aumentar la eficiencia al máximo. Escribe las necesidades diarias de tu familiar. Esto te indicará rápidamente cuáles son las tareas más fáciles que podrás solucionar rápidamente. Por ejemplo, si cocinar te resulta complicado, cocina mucha comida para congelar de forma que solo tengas que calentar en las próximas semanas. 

 

Comparte la responsabilidad

Es importante conocer tus limitaciones y no cargar con todo. Intenta conseguir ayuda externa para realizar tareas domésticas como lavar, planchar, limpiar o cuidar el jardín. Si tienes hermanos, familiares o amigos de la familia que vivan cerca, podéis repartiros las tareas como, por ejemplo, limpiar y cocinar en días diferentes. 

Recuerda que existen servicios de teleasistencia, tanto privados como públicos para ayudar en la atención a personas mayores. Consisten en una pulsera, medallón o similar para que en caso de emergencia lo presionen, accediendo telefónicamente a una centralita, que pone en marcha el servicio de atención que corresponda.

 

Ten un horario de trabajo flexible

Las nuevas tecnologías hacen que el trabajo resulte infinitamente más sencillo y, como cada vez más trabajadores solicitan horarios flexibles, cada vez más empleadores se adaptan a esta nueva forma de trabajo. Por eso, si puedes, trata de tener un horario flexible en tu trabajo que pueda ayudarte a sobrellevar las tareas de cuidado. 

 

Cuida de ti mismo

Intenta incluir el factor «tiempo para mí» en tu rutina diaria. Por ejemplo, programa tu alarma unos minutos antes para poder leer un libro, dar un paseo a paso ligero o practicar meditación unos diez minutos para calmar la mente. Algunas aplicaciones como Headspace son un buen punto de partida.

Por último, es importante hacer cosas que te gusten, así que deja algún fin de semana libre cada pocas semanas para poder hacer alguna escapada o tomarte unas breves vacaciones.

Haz que tus seres queridos estén seguros y protegidos en cada momento de la vida con nuestros mejores consejos Más que Seguros:

Cómo poner a mal tiempo buena cara en familia

Si, la limpieza general puede ser divertida

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp