Logo GENERALI
Logo GENERALI
28 - Mar - 2018

Cada persona envejece de forma diferente, por lo que es difícil decidir cuando alguien ya no puede conducir adecuadamente. De lo que sí comos conscientes es que, conforme envejecemos, nuestra visión, audición, reflejos y fuerza disminuyen, lo que puede dificultar el control seguro del vehículo. Hasta que el coche autónomo se generalice, te dejamos algunos consejos Más que Seguros para mantener la seguridad al volante.

 

Revisa tu vista y tu oído con frecuencia

La vista y el oído juegan un papel muy importante en la conducción. Por eso, periódicamente debes revisar tu vista, comprobando la graduación de tus gafas y lentillas en el caso de que las necesites. Visita tu óptica más cercana antes de un viaje largo en coche para una revisión general.

En la carretera, debes estar atento a los sonidos: te pueden indicar si un conductor te avisa de algo, si hay cualquier problema en el motor o en los frenos, si está pasando un tren, etc. Si utilizas audífonos, llévalos siempre durante la conducción. Ten en cuenta que usar auriculares y abrir las ventanillas del coche puede reducir su efectividad.

 

Invierte en un GPS

Ayudarte de un dispositivo GPS es bueno a cualquier edad, ya que indican el camino correcto y proporcionan rutas alternativas para eludir las vías principales con más tráfico. Recuerda planificar el recorrido antes de arrancar el coche, si lo haces mientras conduces podría convertirse en un peligro para todos. Cuando el GPS pierda señal o no estés seguro de por dónde debes seguir, busca un sitio dónde efectuar una parada y así te aseguras de que todo está bien.

 

Cambia de hábitos

Intenta conducir solo durante el día y en buenas condiciones climáticas. Coger el coche por la noche, con mal tiempo y/o en horas punta puede ser peligroso y desagradable. Debes tener en cuenta que, a partir de los 60, tendemos a cansarnos rápidamente y, en esas condiciones de conducción, es más fácil descuidarse o quedarse dormido al volante. Efectúa paradas cuando lo necesites y no conduzcas más de 2 horas seguidas. Antes de salir, procura no tomar pastillas que provoquen sueño y duerme lo suficiente.

 

Haz una prueba para evaluar tu capacidad de conducción

Tu carné de conducir debe estar siempre en vigor y, para renovarlo, te tendrás que presentar cada cierto tiempo a una evaluación psicotécnica. ¡No te pongas nervioso! Si conduces con frecuencia te resultará sencillo y, además, te dará la confianza suficiente para seguir moviéndote en coche. Si, por el contrario, no sueles coger el coche mucho, sería bueno que solicitaras un curso de repaso en una autoescuela. Así te aseguras que tus habilidades de conducción están al día.

 

Sácale partido a la tecnología.

Puede que aún falten algunos años para los coches sin conductor, pero ya hay muchos vehículos con innovadoras funciones que facilitan la conducción, por lo que podrías modernizar tu coche actual. Busca funciones útiles, como GPS integrado o avisos automáticos de peligro, así como funciones de tecnología punta como frenado automático, detección de somnolencia, adaptación de velocidad inteligente, visión nocturna avanzada y control de velocidad de crucero adaptable, que ajusta la velocidad automáticamente con respecto al coche que va delante. Si quieres saber más, no te pierdas nuestro artículo sobre tecnología aplicada a la conducción aquí.

 

Hazlo poco a poco pero con frecuencia.

Si dejamos de hacer algo de forma regular, perderemos la habilidad y seguridad para hacerlo, y con la conducción pasa lo mismo. Aunque se trate de un trayecto corto a casa de algún amigo o al supermercado, procura mantener tus habilidades de conducción al día.

 

Y, por último, mantente activo físicamente

Conducir es otra actividad más de nuestro día a día, por lo que nuestro cuerpo está implicado totalmente. Al envejecer, nuestros músculos y articulaciones pueden perder fuerza y flexibilidad. Esto se puede mitigar haciendo ejercicio regularmente, como andar, estirar o entrenar para bajar de peso y mejorar tu agilidad en general. Puedes probar con clases de yoga, pilates o bailes de salón.

Sigue estos consejos Más que Seguros para mantenerte en forma y echa un vistazo también a nuestro artículo Consejos para mantenernos jóvenes y ¡ponte en marcha!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp