Logo GENERALI
Logo GENERALI
22 - Abr - 2020

Teletrabajar con niños en casa es algo con lo que hasta ahora poca gente había tenido que lidiar. Las familias se encuentran en un contexto nuevo ya que, mientras los colegios y guarderías de todo el país están cerrados, muchos padres siguen teniendo que trabajar desde casa. En ocasiones los padres se sienten frustrados porque tratan, sin éxito, de teletrabajar con niños en casa sin perder productividad. Las vacaciones escolares son una cosa, y el confinamiento durante una pandemia global es otra. Por ello, aquí te dejamos algunos consejos sobre cómo teletrabajar con niños en casa sin perder productividad.

 

Habla con tu empresa sobre el teletrabajo

 

Nos vemos en una situación sin precedentes y no hay una respuesta que sirva para todos los casos. Por eso es importante  intentar dar con una solución que te permita compaginar el trabajo desde casa con el cuidado de los niños. Esto puede implicar tener un horario flexible o cambiar las reuniones para que coincidan con la siesta de los niños. Si eres autónomo, pídele paciencia a tu cliente mientras te adaptas a esta nueva situación laboral. También puede ser útil añadir una nota a la firma del correo en la que confirmes que contestaras en un plazo de 24 horas.

 

Pon límites entre el teletrabajo y los niños

 

Si antes trabajabas desde casa de forma habitual, es posible que ya cuentes con un espacio propio y aislado. Pero, si no es así, ahora es el mejor momento para crear uno dedicado al teletrabajo. Una habitación de invitados, un salón grande o la mitad de una mesa de cocina. Lo importante es dejarle claro a tu familia que, cuando estás en esta zona, estás trabajando. Explícale a tus hijos que, si la puerta está cerrada, tienen que llamar antes de entrar. Coloca una señal de no molestar cuando estés en la oficina y pídele a tu pareja que se ocupe de los niños cuando tengas que hacer una videollamada. La clave está en dibujar un límite mental entre el teletrabajo y las tareas que tengan que ver con el cuidado de los niños.

 

Aumenta tu productividad gracias a las nuevas tecnologías

 

Trabajar desde casa conlleva una serie de distracciones únicas: desde niños a los que les están saliendo los dientes a enfados de adolescentes. Para mantener un nivel de productividad óptimo, puede que te merezca la pena invertir en nuevas tecnologías, como unos auriculares con cancelación de ruidos o un manos libres con micrófono que puedas silenciar con un botón. De esta forma, tanto tú como tus compañeros de la reunión no tendréis que escuchar los ruidos o las escenas que tengan lugar en la habitación de al lado.

 

Intenta seguir una rutina durante el confinamiento

 

Tener una rutina para cada día te puede ayudar a aumentar tu productividad. Los niños responden bien ante los horarios, y si mantienes un hábito, podrás sentirte algo más cómodo en este nuevo contexto. Primero organiza el día de los niños durante el confinamiento para poder seguir una rutina:

  • ¿A qué hora se levantan y a qué hora se van a dormir?
  • ¿Cuándo suelen comer?
  • ¿Cuál es el horario para jugar o echarse la siesta?

Usa estas respuestas para establecer la base de tu horario y distribuye el tiempo en el que puedas centrarte en el trabajo. No te agobies si las cosas no salen como has planeado siempre. Intenta tener espacios libres para tener más flexibilidad si surge algún problema.

 

Coordina los horarios con tu familia

 

En función del trabajo de tu pareja, es posible que podáis alternar el cuidado de los niños y el trabajo entre vosotros: mientras uno trabaja, el otro está con los niños y al revés. Cuando hayas realizado el horario, podéis asignar también las tareas diarias: preparar la comida, guardar el lavavajillas y tender la lavadora.

 

Disfruta del tiempo de calidad con la familia

 

Cuando vas de un lado para otro, es posible que sientas que no puedes bajar el ritmo, pero tanto a padres como a hijos les viene bien pasar tiempo de calidad juntos. Al igual que guardas unas horas para escribir un informe, guarda otras horas para pasarlo bien. Puede que se os ocurra un nuevo juego para dentro de casa: jugar al pilla-pilla o leer cuentos en voz alta. Así desconectarás un poco de contestar correos y cumplir con las entregas, y también recompensarás a los niños por tener paciencia mientras trabajas.

Disponemos de consejos Más que Seguros para compaginar tu vida familiar y laboral, así que prueba nuestro contenido para encontrar el equilibrio perfecto entre uno y otro:

11 consejos increíbles para crear la lista de tareas definitiva

¡Impulsa tu creatividad!

Los juegos pueden ser más educativos de lo que piensas

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp