Logo GENERALI
Logo GENERALI
7 - Ago - 2019

Además de ser el techo bajo el que vives, tu vivienda familiar es el lugar donde creas tus recuerdos más preciados, desde cenas inolvidables hasta los primeros pasos de tus hijos. Tu seguro puede garantizarte que estás cubierto tanto en casos de desperfectos por motivos meteorológicos, como tuberías rotas e incluso robos. Esto incluye garantizarte que siempre tendrás un lugar seguro en el que estar y la ayuda necesaria para pagar los gastos de posibles reparaciones. Es más, el seguro de contenido del hogar puede cubrir aparatos como tu teléfono móvil, incluso fuera de la vivienda. Echa un vistazo a algunos de los problemas más comunes en cuanto a la seguridad de tu vivienda y cómo la cobertura de un seguro puede ayudarte a volver a la normalidad en el menor tiempo posible.

 

Solucionar desperfectos meteorológicos y accidentes inesperados

 

Que le pase algo a nuestro hogar es una de esas pesadillas que nadie quiere vivir; pero, lamentablemente, es algo que está fuera de nuestro control. Durante una tormenta, un rayo puede provocar un incendio o se nos puede inundar el sótano. Puede que los daños sean mayores si tu vivienda es antigua, lo que conlleva que los gastos de la sustitución de materiales de construcción sean más elevados. Que los desastres naturales o las condiciones meteorológicas extremas causen desperfectos en nuestra vivienda puede ser muy traumático, sobre todo si implica un traslado temporal, y puede significar la pérdida de objetos de gran valor sentimental o económico.

Incluso sin condiciones meteorológicas extremas, a veces pueden ocurrir accidentes, por ejemplo, que la rotura de una tubería produzca una inundación o desperfectos en la cocina, o que el árbol de tu vecino al caerse te rompa una ventana. Con el seguro de hogar de daños accidentales, puedes cubrir los gastos de la reparación de los desperfectos y devolver la normalidad a tu hogar sin necesidad de poner dinero de tu bolsillo, encontrar un lugar donde quedarte temporalmente en caso necesario y cubrir el coste de los objetos que hayas perdido. Si detectas la aparición de algún problema, asegúrate de solucionarlo cuanto antes para que no vaya a más. Comprueba de vez en cuando que los detectores de humo funcionan y recuerda que la mayoría de pólizas no cubren los daños que sean culpa tuya, como dejar un grifo abierto, así que revísalo todo antes de irte de casa.

 

Recuperarse de un robo

 

El mal tiempo y las roturas de tuberías no son las únicas amenazas para tu vivienda y tus pertenencias; el robo también es un riesgo. A pesar de haber tomado las medidas necesarias, como la instalación de sistemas de seguridad y comprobar que todas las ventanas y puertas están bien cerradas, es posible que los ladrones entren en tu vivienda. Puede que, al volver de unas maravillosas vacaciones familiares, te encuentres con que han robado tus objetos de valor (televisores, portátiles, cámaras, joyas) y que tus puertas y ventanas estén destrozadas. Un robo puede ser una experiencia terrible que produce sentimientos de inseguridad y vulnerabilidad. Aparte de gastos en la sustitución de estos objetos.

Afortunadamente, el seguro de hogar puede ayudar a remplazar tus pertenencias rápida y fácilmente, con distintas coberturas para todos los miembros de la familia. Además, puede cubrir los gastos derivados de los daños a la vivienda causados por la entrada forzada. Asegúrate de que tu cobertura es válida cerrando la puerta y las ventanas con las cerraduras adecuadas y conectando alarmas antirrobo. No guardes llaves de repuesto en ningún «lugar escondido», porque los ladrones las encuentran más fácilmente de lo que crees y podría anular tu reclamación.

 

Proteger tus aparatos en cualquier momento y lugar

 

Con la tecnología moderna y el aumento del trabajo a distancia, solemos llevar objetos de valor fuera de casa, desde teléfonos móviles caros en nuestros bolsillos hasta ordenadores portátiles en nuestras mochilas. Por eso, corremos el riesgo de que nos los roben, se rompan por accidente o los perdamos en el transcurso de un día ajetreado. Si te han robado el teléfono móvil tu seguro se encargará de que no salgas perdiendo en la sustitución del mismo.

Además de consejos sobre cómo denunciar la pérdida, el robo o la rotura, recibirás ayuda para encontrar un repuesto, ya sea para tu teléfono, tableta o incluso un reloj. Ten en cuenta que algunos artículos de gran valor deben registrarse individualmente y que la cobertura puede depender de un valor individual máximo y de la antigüedad del producto; por lo tanto, busca en tu seguro cualquiera de los artículos que quieras asegurar y fíjate en si los cubre.

Echa un vistazo a todas las posibilidades y garantías que ofrece el seguro de GENERALI Hogar y encuentra la cobertura que mejor se adapte a tu estilo de vida.

 

Haz que tu hogar sea un remanso de paz con nuestro contenido Más que Seguros sobre seguridad y protección en el hogar:

Cómo evitar daños por tormentas y rayos

10 pasos a seguir si te han robado en casa

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp