Logo GENERALI
Logo GENERALI
9 - Ene - 2020

Incluso como adultos, a muchos nos resulta un problema hacer las maletas. Y entonces, tenemos hijos y descubrimos que ahora si tenemos un problema para hacer el equipaje. ¡Ojalá hubiera un manual de uso para las vacaciones del que todas las familias pudieran disponer!

Aunque no podemos enumerar lo que echarás en falta durante las vacaciones, podemos ayudarte con algunos consejos útiles. Aquí tienes un proceso minimalista con 14 pasos para hacer tu equipaje que te ayudará a crear espacio, ir más ligero y minimizar las enormes tasas por equipaje, todo ello sin renunciar a llevar todo lo que necesitáis para unas buenas vacaciones en familia.

 

Fase 1: Reduce tus cosas

 

1. Crea una lista

 

Con la lista, no solo reducirás las probabilidades de olvidarte algo, sino que te ayudará a pensar lo que de verdad necesitas. Si lo haces de forma digital, crear, organizar y apuntar cosas en la lista te resultará mucho más sencillo. Además, podrás volver a utilizarla para futuros viajes.

 

2. Invierte en maletas más pequeñas y ligeras

 

Si tienes espacio, ¡seguro que tiendes a llenarlo! Los espacios reducidos desatan la creatividad, y un equipaje más ligero conlleva una carga más liviana en general.

 

3. Planifica la puesta de lavadoras

 

Hayas realizado una reserva en un piso con lavadora o en un hotel con servicio de lavandería, la realidad es que lavar la ropa durante el viaje te permitirá reducir enormemente la cantidad de equipaje a llevar. Sé realista. Coloca sobre la cama todo lo que pretendes llevar e intenta deshacerte de, al menos, un tercio del total. ¡Menos es más! Puedes incluso lavar prendas pequeñas y que se sequen de un día para otro. Por ejemplo, podrías llevar solo tres mudas de ropa interior: una puesta, otra para lavar y otra para imprevistos. 

 

4. Crea un armario de viaje minimalista

 

Utilizar una paleta de colores neutral o minimalista reducirá el número de prendas que tendrás que llevar para poder conjuntar la ropa. Además, si descartas prendas que son demasiado informales o demasiado elegantes, reducirás la necesidad de separar entre ropa de día y de noche. Los zapatos son la prenda de ropa que más ocupa, así que intenta llevar uno o dos pares por miembro de la familia. Y recuerda que ese par de zapatillas de deporte fosforitas pueden irte bien durante el día, pero unas negras te valdrán para el día y la noche. Por último, haz uso de pequeños accesorios para darle color a la ropa de día y elegancia a la de noche.

 

5. Evita llevar comida

 

Intenta llevar solo aquellos productos que necesites durante el viaje, además de aquellos que no encontrarás en tu destino. El resto de cosas ya las podrás comprar en tu destino.

 

6. Minimiza el resto de la lista

 

Piensa bien si puedes minimizar o eliminar parte del equipaje antes de meterlo. Aquí tienes algunos consejos:

  • En lugar de libros físicos, lleva una tableta o un eBook.
  • Utiliza una almohada de viaje inflable.
  • Cambia utensilios específicos por un objeto multiusos. Por ejemplo, un pareo puede servir de manta, toalla, bolsa, mantel de pícnic y, por supuesto, como prenda de ropa.

 

Fase 2: Un enfoque comprensivo con las cosas de tus hijos

 

7. Crea una lista para la maleta de mano

 

La maleta debería incluir todo lo que tus hijos puedan necesitar durante el vuelo, como pañales, leche para bebés, entretenimiento y una muda de ropa (por si surgen percances con la comida). De nuevo, en cuanto a los tentempiés para los niños, evita llevar cosas que puedas comprar en el destino y que no necesitarás durante el viaje. Antes de comenzar a hacer la maleta de mano, coloca todas las cosas sobre la cama (un montón por cada miembro de la familia) y comprueba qué puedes dejar en tierra. Echar un vistazo a todo lo que quieres incluir en conjunto evitará que lleves cosas de más.

 

8. Dale una vuelta al entretenimiento

 

Los juguetes pueden ocupar un montón de espacio, y es posible que necesites menos de los que necesitas. Lleva uno o dos de los juguetes favoritos de los niños. También puedes optar por objetos pequeños, como cartas. Y no lo olvides: ¡estar en un lugar nuevo es una forma de entretenerse! Para niños más mayores, haz una búsqueda del tesoro de cosas que es probable que veáis; de esta forma estarán entretenidos y les animarás a explorar. Una tableta o un dispositivo de juego (con límites razonables de tiempo de uso) ocupará menos espacio y hará que tus hijos estén entretenidos cuando no haya mucho más que hacer.

 

9. Elige el kit de viaje de tus hijos

 

Una silla de bebé de viaje seguramente sea el objeto más grande que vas a llevar, así que merece la pena tomarte tu tiempo para elegir la adecuada. Para niños más pequeños, es posible que te compense mirar una silla «2 en 1» para el coche y sillita para poder lidiar con facilidad con taxis y coches alquilados. Para niños más mayores, busca una sillita ligera y fácil de doblar, que tenga buen espacio de almacenamiento, capota para la lluvia/el sol, maniobrabilidad y ángulos de inclinación. Es posible que también tengas que considerar llevar una cuna de viaje, además de un cambiador si la limpieza puede ser un problema.

 

 

Fase 3: Mantente sano y salvo

 

10. Vacúnate

 

Comprueba las vacunas que se recomiendan para el destino del viaje (y recuerda que es posible que tus hijos necesiten más que tú). Cuando las tengas, póntelas con la antelación indicada.

 

11. Crea un paquete de cosas esenciales

 

Si vas a algún lugar soleado, es obligatorio llevar gorros, gafas de sol y protección solar con factor alto. Si es posible que los mosquitos te den algún dolor de cabeza, no te vendrá mal una pulsera de viaje antimosquitos. También será de gran utilidad un pequeño kit de primeros auxilios que incluya:

  • Termómetro.
  • Analgésicos para niños.
  • Apósitos.
  • Antisépticos.
  • Antihistamínicos.
  • Pastillas para el mareo.
  • Medicación recetada.

 

12. Lleva contigo documentos e información importante

 

Si llevas medicamentos, lleva copias de las recetas o una nota de tu médico por si tienes problemas en el aeropuerto. Y si tu hijo tiene un apellido diferente al tuyo, no te olvides de llevar documentación que demuestre que sois familia. Puede parecer una tontería, pero ¡podría serte de gran ayuda si las autoridades aeroportuarias te realizan preguntas! También es buena idea buscar pediatras por la zona por adelantado, ¡para casos de emergencia!

 

 

Fase 4: Preparación del viaje

 

13. Contrata un seguro

 

Un buen seguro de viaje te garantizará que tus hijos recibirán la atención que puedan necesitar sin tener que preocuparte del coste de las facturas médicas. ¡Y aunque al final no las necesites, estar tranquilo no tiene precio! Consulta los seguros de viaje de Generali aquí.

 

14. Prepara un equipaje inteligente

 

Evita meter en el equipaje prendas voluminosas y llévalas puestas durante el viaje. Dobla la ropa que te vayas a llevar en forma de rollo, ya que así ahorrarás espacio y evitarás tener que planchar. Aprovecha todo el espacio muerto que puedas (como el interior de los zapatos), y utiliza bolsas de equipaje para comprimir el resto todo lo posible y tener la maleta ordenada.

Si has llegado hasta aquí, ¡enhorabuena, has hecho el equipaje de toda la familia con éxito! Por unas vacaciones igual de buenas.

¿Te preocupa olvidarte de algo importante? ¡No te preocupes! Sigue nuestra lista inteligente para viajes en familia para que no se te olvide nada.

Cómo hacer las maletas de unas vacaciones con niños_infographic.png

Sácale el máximo partido a la comodidad en viajes largos y aprende trucos increíbles para hacer la maleta gracias a nuestra amplia selección de contenido Más que Seguros sobre viajes:

Vídeo: Por qué es tan importante desconectar en vacaciones

Haz que tus hijos se diviertan mientras les proteges del sol jugando

Cómo mantener a salvo en casa a los bebés curiosos

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp