Logo GENERALI
Logo GENERALI
17 - Abr - 2019

Crear una sociedad puede ser algo complicado, pero con un poco de diligencia e información, las empresas emergentes con buenas ideas deberían poder conseguir el capital que necesitan.

En primer lugar, elaborar un plan de negocio que llame la atención es primordial. Esto te beneficiará a ti y también a los posibles inversores, ya que te obligará a pensar exactamente cómo puedes hacer que tu idea se convierta en una realidad rentable. Si después de eso sigues pensando que tu idea es maravillosa, es probable que los inversores lo piensen también.

Con el plan de negocio terminado, ya estás listo para buscar financiación. Aquí te dejamos algunas ideas con las que empezar.

 

Pregunta a amigos y familiares

 

Puede que no puedan financiar la empresa por completo, pero te darán credibilidad. Al fin y al cabo, si no puedes convencer a las personas a las que quieres de que tu idea merece la pena, te resultará mucho más difícil convencer a los demás inversores.

 

Encuentra una incubadora de empresas emergentes

 

Las incubadoras son especialmente buenas para empresas emergentes de tecnología. Muchas no solo ofrecen una financiación inicial, sino que también suelen proporcionar recursos valiosos, como orientación y espacio para oficinas.

 

Solicita un crédito

 

Para ello, necesitarás elaborar un buen plan de negocio, así como una buena puntuación de crédito o bienes inmuebles que estarías dispuesto a usar como aval.

 

Consigue adelantos de tus futuros socios/clientes

 

Si te puedes comprometer con uno o dos grandes socios o clientes, puede que estén dispuestos a darte un adelanto si les convences de que tu idea merece la pena. Limitarás tus opciones, pero conseguir la financiación que necesitas puede hacer que correr el riesgo merezca la pena.

 

Encuentra un business angel

 

Además de financiación, contar con alguien que invierta personalmente en tu empresa emergente te dará un impulso adicional y, a veces, acceso a consejos de gran valor y contactos. Y, gracias a sitios como Gust, encontrar a un business angel es más fácil que nunca.

 

Recurre al crowdfunding

 

Si tienes una idea de un producto físico además de material publicitario llamativo y un prototipo demostrable, los servicios de financiación popular como Funding Circle o Kickstarter te permiten vender el producto a los clientes antes de producirlo.

 

Finánciala por tu cuenta

 

En este mundo digital, el rango de negocios que se pueden autofinanciar, siendo realistas, es mayor que nunca. Puede que eso implique un comienzo lento, pero el control y los beneficios son todo tuyos.

Si decides financiarla por tu cuenta, consulta aquí las ayudas para emprendedores que ofrecen la Cámara de comercio de España y el gobierno. Suelen publicarse ayudas por años en función de tu comunidad autónoma, así que no desaproveches la oportunidad y solicítalas. ¡Será mucho más fácil comenzar así!

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp