Logo GENERALI
Logo GENERALI
28 - Jun - 2019

Los niños nacen con mucha energía, así que no hay mejor momento que la infancia para mostrarles la importancia de hacer deporte. El ejercicio tiene numerosos beneficios para el bienestar físico y mental; por eso, animar a tus hijos a practicarlo correctamente y con asiduidad les compensará durante toda la vida. Aquí recogemos algunos consejos para enseñar a tus hijos a correr con una técnica adecuada y segura.

 

Perfeccionar la técnica

 

Correr es menos lesivo con una buena técnica. Para ello, se debe mantener el torso recto, doblar los codos a 90 grados y mantener la cabeza erguida. También es importante levantar bien la rodilla delantera y mantener la pierna trasera recta para obtener la máxima potencia, así como mantener las zancadas cortas y rápidas al principio e ir alargándolas a medida que se gana impulso.

Comienza poco a poco, practicando la carrera en el sitio frente al niño, antes de empezar a trotar. Hazlo divertido fijando objetivos, poniendo música o incluyendo a sus amigos en la lección. No olvides escoger el calzado que mejor se adapte al niño para asegurarte de que sus pies están bien sujetos y protegidos.

 

La seguridad ante todo

 

Descubre cómo hacer que tu hijo disfrute saliendo a correr sin preocuparte por dónde está. Puedes llevarlo a actividades extraescolares o a grupos de corredores locales. Si tu hijo ya es lo suficientemente maduro, ¿por qué no planear una ruta? Asegúrate de que corre por zonas concurridas y evita que salga de noche. Merece la pena invertir en un chaleco reflectante y también es aconsejable que el niño lleve un teléfono móvil.

 

El tiempo justo

 

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los niños menores de 5 años no estén inactivos durante mucho tiempo, ya que el ejercicio fortalece sus huesos y músculos. Los niños de entre 5 y 17 años deben hacer al menos una hora de ejercicio al día, especialmente ejercicios aeróbicos como salir a correr. No es necesario que este ejercicio se haga de una sola vez, sino que puede acumularse en períodos más cortos a lo largo del día.

Para finalizar, es imprescindible motivar mucho al niño y no presionarlo si está cansado. Aunque correr a menudo es muy positivo para su salud, es posible que se cansen, así que anímalos a que escuchen a su cuerpo y paren cuando no les queden fuerzas.

 

Haz que tu familia esté contenta con nuestros consejos Más que Seguros sobre vida saludable que incluyen desde recetas para desayunos saludables hasta consejos para dormir del tirón:

Las vitaminas que tus hijos necesitan

Todo lo que los padres necesitan saber sobre la varicela

Di adiós a los refrescos: Consigue que tus hijos beban agua con estos consejos

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp