Logo GENERALI
Logo GENERALI
5 - Abr - 2018

Planificar, comprar y pensar constantemente en comidas nuevas y nutritivas que cocinar para la familia puede ser un auténtico quebradero de cabeza. Es incluso más difícil cuando tienes poco tiempo y siempre vas corriendo entre el colegio de los niños, el trabajo y las tareas de casa. Aquí os dejamos algunos trucos Más que Seguros que harán que la cena esté en la mesa en cuestión de segundos.

 

Planificación

 

Congela la carne y el pescado, y compra verduras que aguanten. Irás menos veces a comprar si tienes a mano en el congelador gambas, salmón y carnes versátiles, como pollo y ternera picada. Elige verduras que aguanten bien, como tubérculos y patatas. Luego solo tendrás que preparar platos simples con algunas variaciones, como tortillas o salteados. 

Guarda latas de comida y alimentos deshidratados, y asegúrate de tener siempre en la despensa botes de legumbres cocidas, verduras cortadas, y especias, además de tener a mano alimentos deshidratados como arroz y pasta. Estos alimentos se pueden convertir fácilmente en nutritivas comidas como guisos, sopas y pasta al horno, ¡y te alegrarás cuando no tengas que ir a comprar después de un largo día de trabajo!

 

Algunas recetas para triunfar

 

Échale un vistazo a este apetecible pollo al chilindrón y este revuelto con champiñones y gambas.

¿Has oído hablar de esas ollas de cocción lenta que están de moda ahora? No hay nada como una carne cocinada a fuego lento que se deshaga en la boca, que se puede acompañar de una ensalada rápida o unas verduras al vapor. Pon la carne en la olla de cocción lenta por la mañana. Después solo tendrás que hacer una ensalada rápida o cortar unas verduras y tendrás una cena sana y deliciosa, ¡y con el mínimo esfuerzo! ¿Por qué no improvisar un estofado de carne o este pisto de verduras?

Si se acerca una semana especialmente estresante, deberías plantearte cocinar el doble de raciones durante las semanas anteriores y guardarlas en el congelador para cuando no tengas tiempo para nada más que calentar la comida en el fuego o meterla en el horno. Los platos que tienen una base de verduras, salsa y carne picada, como esta salsa boloñesa, se conservan muy bien congelados y combinan con todo.

Y, por último, si apenas tienes tiempo, ¿por qué no te das un capricho y te suscribes a un servicio de reparto de comidas preparadas para casa o la oficina, como Tupperdición o Apeteat? Solo tienes que elegir tus comidas favoritas y recibirás las recetas y los ingredientes en tu casa, a tiempo para la cena. 

 ¿Sabías que tenemos más consejos Más que Seguros para ayudar a tus hijos vivir más sanos con menos esfuerzo? Averigua como conseguir que tus hijos beban agua con nuestra guía

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp