Logo GENERALI
Logo GENERALI
14 - Sep - 2017

El tamaño suele ser uno de los grandes dilemas de los conductores a la hora de elegir un coche nuevo: ¿los coches grandes son realmente más seguros que los pequeños, incluso aunque ambos reciban puntuaciones altas en materia de seguridad? Vamos a descubrir qué hay de cierto en el debate sobre la seguridad de los coches grandes frente a la de los coches pequeños para ayudarte a elegir el vehículo que mejor se adapta a tus necesidades.
 

Comparativa de seguridad

En primer lugar, es importante saber que la clasificación de seguridad de un coche se mide en comparación con la de otros coches de tamaño similar. Por lo tanto, el que dos modelos tengan la misma clasificación no implica que sean igual de seguros en carretera.

Estadísticamente, los coches grandes son más seguros que los pequeños, principalmente debido a su tamaño. Un coche grande normalmente es más pesado y robusto físicamente, además de contar con un capó y un paragolpes más grandes. Esto hace que sea más seguro en caso de choque frontal. De hecho, un estudio ha demostrado que los todoterrenos son los coches con mayor índice de supervivencia en accidentes, mientras que los coches pequeños reciben hasta cinco veces más daños.
 

El equipamiento ayuda

Sin embargo, ¡no todos los coches grandes se fabrican igual! El equipamiento de seguridad de los modelos más modernos es mucho mejor que el de los vehículos más antiguos, por lo que un coche antiguo grande puede ser menos seguro que un coche pequeño, pero nuevo, con todas las comodidades.

Aun así, la forma de conducir sigue siendo el factor más importante si hablamos de seguridad en carretera, y en algunos casos, los coches grandes pueden generar una falsa confianza que haga que conduzcamos de forma más descuidada.

Sorprendentemente, el color es otro factor clave, ya que hay estudios que demuestran que los vehículos negros tienen un 47% más de posibilidades de verse involucrados en un accidente, principalmente debido a su menor visibilidad nocturna.

Elegir entre un coche pequeño y uno grande dependerá, en última instancia, de tus necesidades y de tus trayectos. A menos que tengas costumbre de conducir en el campo u otros terrenos difíciles, los modelos más pequeños serán más aptos para ciudad (sobre todo para aparcar en lugares estrechos), mientras que los monovolúmenes o todoterrenos pueden ser más útiles si tienes una familia numerosa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp