Logo GENERALI
Logo GENERALI
14 - Dic - 2017

Los fríos y oscuros días de invierno pueden aumentar tus facturas de consumo energético. Aquí te mostramos cómo usar la tecnología inteligente para ahorrar energía, rebajar las facturas y mantenerte caliente en casa.

 

¿En qué gastamos más?

Más de la mitad de la factura de consumo energético de una casa media corresponde a la calefacción y al agua caliente. Te recomendamos instalar un sistema de calefacción inteligente que te ayude a reducir las facturas hasta en un 25%, ya que te muestra cuándo usas mucha energía y cuánto te cuesta. Algunos de estos sistemas de calefacción inteligente son Evohome, Domby o Loxone.
El gasto de luz supone aproximadamente un 15 % de la factura media de la casa entera y es fácil reducirlo. Piensa en cambiar las bombillas de casa por bombillas LED. Aunque son las bombillas de bajo consumo más caras, a la larga te permitirán ahorrar dinero, ya que emplean aproximadamente un 75 % menos de energía que las bombillas tradicionales y tienen una vida útil muy larga.
Muchos dispositivos electrónicos, como los reproductores de DVD, los ordenadores, los televisores y las impresoras, consumen electricidad aunque no se usen. Las regletas inteligentes pueden cortar la corriente de estos dispositivos cuando detecten que no se usan. Con esto puedes ahorrar entre un 5 % y un 10 % del total de tu de consumo energético. También puedes apostar por técnicas más innovadoras como los modelizadores eléctricos que propone Cysnergy.

 

Convierte tu casa en una Smart home

También puedes aprovechar algunas tecnologías increíbles que te permiten conectarte, controlar y automatizar por completo tu casa a través de una aplicación. Con un sistema de control doméstico, las aplicaciones pueden encender las luces cuando te levantes, poner la calefacción cuando tengas frío e incluso poner en marcha la cafetera cuando necesites espabilarte. Algunas de ellas son Mirubee, Smappee o Control4.

 

Sigue aplicando las técnicas tradicionales

El hecho de utilizar estas tecnologías no significa que dejes de realizar cada día pequeñas acciones, y las conviertas en hábitos, para reducir el consumo energético.

  • No te olvides de apagar las luces cuando salgas de una habitación
  • Deja la calefacción apagada por la noche. Para que el calor fluya por toda la casa, no pongas ningún mueble delante de los radiadores.
  • Asegúrate de que cierras adecuadamente las puertas y las ventanas, ya que un 20% del calor se puede perder a través de estos accesos.
  • Aísla correctamente el suelo de tu hogar para evitar pérdidas de calor de hasta un 10%. Si no quieres hacer obras de aislamiento, siempre puedes colocar una alfombra grande y gruesa que aporte el ambiente cálido que buscamos, sin incurrir en un gasto muy alto.

 
Puedes encontrar muchos más consejos en el artículo “Consejos para ser más ecológico desde hoy (y ahorrar dinero)“.
¡Verás cómo el gasto en tus facturas es mucho menor!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp